Homenaje póstumo a un grande de las artes plásticas dominicana

Homenaje póstumo a un grande de las artes plásticas dominicana

El artista Elvis Avilés recibe el primer premio E. León Jimenes 1990 en la categoría de Pintura.

El libro Avilés. Las dimensiones atávicas de su arte, lo teníamos en agenda para hacer una historia sobre la trayectoria y trabajo profesional del consagrado artista plástico dominicano, plasmado por el poeta, escritor, periodista y crítico de arte Cándido Gerón.

Pero, ¡oh, sorpresa! el sábado nos enteramos de su ida a destiempo de este mundo, por lo que la exaltación asignada, lamentablemente, será de manera póstuma.

En esta primera edición del libro el autor expresa en su prólogo las características que identifican el trabajo del fallecido Elvis Avilés, hijo de la destacada periodista Fior Gil, quien trabajó por varias décadas para este diario.

Puede leer: UNAPEC inaugura primera exposición de carteles “Creare»

Expresa Gerón: “A primera vista la concepción artística del reconocido artista Elvis Avilés, parte de las premisas de sentir y vivir emociones y sentimientos que entremesen el espíritu humano”.

Continúa en el prólogo: “Vista en perspectiva, su creación plástica, es sumamente interesante la composición formal que el artista trata de armonizar en el cuadro o el dibujo, con mucho virtuosismo, lo que revela una factura de profundidad visual”.

“Lo interesante en Avilés es que sabe pintar y dibujar al estilo de los grandes maestros hispanoamericanos, y esa es la razón por la cual su arte posee una energía plástica descomunal por el proceso de simbiosis pragmática de sus elementos en un marco práctico teórico”, asegura el crítico.

Del recién fallecido artista, evento natural de la vida que ha dejado entristecidos, destrozados a muchos, no solo en el ámbito artístico de la plástica, sino en gran medida a su madre, Gerón prosigue: “Sus creaciones plásticas se fundamentan en él por el arte, lo que permite aproximar al espectador a entender su espiritualidad y los elementos y la eficacia de sus procedimientos matéricos”.

“A lo largo de su vida superó varias etapas de estilos: del hiperrealismo pasó a un expresionismo social y psicológico; luego a una mezcla de figuración, de impresionismo, neocubismo y, además, a la abstracción donde se detuvo, destacando en sus cuadros, y dibujos una especie de introspección individual, de metafísica de signos y símbolos que ponen de manifiesto la memoria como artilugio de los sueños y la paradoja lúdica”, expresa Gerón.

Le puede interesar: El mundo debe prepararse para un posible «final climático», advierten expertos

Contenido del libro

En la primera parte se refiere a los grandes hallazgos plásticos en la pintura, dibujo y escultura; y una segunda al dibujo como rúbrica en la obra de Avilés.

Asimismo, la tercera parte habla del lenguaje, heterogeneida y estructura, siguiendo con juicio crítico en la cuarta parte, en la que el autor recoge críticas que exaltan el trabajo del artista, expresadas en distintos momentos por destacados críticos dominicanos y personalidades ligadas al mundo artístico, como Marianne de Tolentino, Delia Blanco, entre otros.

Una inmensidad de obras abstractas del laureado pintos ilustran cada página del libro escrito, títulos que van desde Técnica mixtas sobre tela, Envuelto en lágrimas, Unicornio, El vuelo del cuervo, El chupacabra en diferentes facetas, bodegones, Corazón de poeta, concluyendo con la biografía del artista, nacido el 18 de agosto de 1964, e ido a destiempo el pasado sábado 31 de julio, producto de un cáncer de páncreas.

El contenido del libro Avilés: Las dimensiones atávicas de su arte. está en español e inglés. Es una lectura complementada con imágenes de obras del fallecido artista y de él, que permiten al lector conocer su gran legado profesional.

Publicaciones Relacionadas