Homosexuales  Israel celebran

http://hoy.com.do/image/article/333/460x390/0/5A1BD930-1EFB-40F4-AD18-EF8B75E89EA3.jpeg

JERUSALEN (AFP).- Cerca de 4.000 homosexuales israelíes celebraron ayer sin incidentes y bajo un gran dispositivo de seguridad una gran fiesta en un estadio de Jerusalén con motivo de la quinta “Gay Pride” anual. Los participantes, que renunciaron a desfilar en la Ciudad Santa para evitar choques con los religiosos ultraortodoxos, se congregaron poco antes del mediodía en el estadio de la Universidad hebraica de la ciudad, indicó la policía, que desplegó cerca de 3.000 de sus agentes.

“La Ciudad Santa es para todos”, proclamó una organizadora de la reunión en Jerusalén, a la que se sumaron los defensores de los derechos cívicos, indignados por el rechazo que provocó el acto entre los ultraortodoxos.

“¿Por qué Jerusalén? Porque es mi ciudad, la capital de Israel y porque los derechos de todos deben ser respetados, independientemente de su identidad sexual, religiosa o nacional”, defendió entre aplausos Elena Canetti, la presidenta de Casa Abierta, la asociación de defensa de los homosexuales en Jerusalén. Los participantes llegaron al estadio con banderolas en las que podía leerse “Jerusalén, orgullosa y libre”.

Otros manifestantes, entre ellos miembros de los movimientos juveniles y de partidos de izquierda, enarbolaban pancartas con consignas como “¡Por la igualdad de los derechos ya!”, “Hay diferentes maneras de ser judío”.

Las fuerzas de seguridad también estaban movilizadas en el resto del país para prevenir posibles protestas contra el Orgullo Gay, que en el pasado ha provocado violentos enfrentamientos entre policías y miembros de la comunidad ultraortodoxa.

El ejército israelí también impuso el bloqueo total temporal de Cisjordania, ya que las fuerzas de seguridad temen atentados palestinos en respuesta a la muerte de 18 personas en la franja de Gaza el miércoles, en una acción israelí calificada de “error” por su gobierno. La decisión de llevar a cabo el Orgullo Gay en el estadio de la Universidad fue tomada después de que los organizadores aceptaran anular la marcha prevista inicialmente en las calles de Jerusalén.