Honduras ofrece a propios y extraños ruta del café como experiencia turística

Fuente externa.
Fuente externa.

 Tegucigalpa.– Honduras, el primer productor de café de Centroamérica, apuesta por transformar el grano no solo en una deliciosa bebida sino en una experiencia turística en la que propios y extraños pueden visitar importantes zonas cafeteras en las que disfrutarán desde la naturaleza hasta deportes de aventura.

La Ruta Turística del Café es el nombre de la propuesta de aventura que aglutina a una variedad de fincas en los departamentos de la Paz, Intibucá, Lempira, Santa Bárbara, Ocotepeque y Copán, occidente de Honduras, que ofrecen degustación del grano, deportes de aventura y naturaleza, entre otros servicios.

La finca Santa Elena, en Intibucá, ha logrado cautivar a visitantes nacionales y extranjeros, donde su subgerente, Gabriela Hernández, dijo a Efe que ofrecen “servicios garantizados e innovadores”.

Señaló que la oferta turística de Santa Elena incluye alojamiento en cabañas, restaurante, avistamiento de aves, una piscina climatizada, deportes de aventura como el kayak y paintball, así como rutas de senderismo entre un bosque de pinos, árbol común del país.

Santa Elena, que se localiza en la comunidad de San Juan, con una extensión de unas 45 hectáreas, es “un destino integral”, pues los huéspedes pueden disfrutar, además de turismo deportivo y naturaleza, de la rica gastronomía, añadió.

En esta finca, donde se producen 1.500 quintales de café al año a 1.300 metros sobre el nivel del mar, los turistas pueden vivir la experiencia, de la mano de productores, de sembrar, recolectar y secar el fruto, actividad por la que reciben una paga simbólica.

Un concepto parecido al de Santa Elena ofrece Capucas, Copán, donde los visitantes pueden disfrutar de un atractivo turístico por la belleza que irradia, pues en sus alrededores se esconden decenas de actividades que permiten un encuentro con la naturaleza y la aventura.