Honduras rompe relaciones con Taiwán 

Honduras rompe relaciones con Taiwán 

Xiomara Castro, presidenta de Honduras.

TEGUCIGALPAEl gobierno de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, rompió el sábado relaciones diplomáticas con Taiwán a fin de establecer vínculos oficiales con China, en una decisión que según analistas podría tener consecuencias para el país centroamericano.

Ministros de exteriores de China y Honduras firmaron un comunicado conjunto en Beijing, una decisión que el Ministerio chino de Exteriores describió como “la decisión correcta”.

El cambio se produjo en medio de crecientes tensiones entre Beijing y Estados Unidos, entre otros motivos por la creciente agresividad de China sobre la autogobernada Taiwán, y apunta a una influencia china en alza en América Latina. La nueva relación entre los dos países se anunció después de comunicados separados de los gobiernos de Honduras y Taiwán sobre la ruptura.

Por instrucciones de la mandataria, el canciller Eduardo Enrique Reina “ha comunicado a Taiwán la decisión de la ruptura de las relaciones diplomáticas”, dijo en un comunicado la Secretaría de Relaciones Exteriores y Cooperación Internacional del país centroamericano.

Lea: Cumbre Iberoamericana | Xiomara Castro exige fin de bloqueos a Cuba, Nicaragua y Venezuela

“Honduras reconoce la existencia de una sola China en el mundo” y “Taiwán forma parte inalienable del territorio chino”, agregó. El país centroamericano se compromete “a no volver a tener ninguna relación o contacto de carácter oficial” con ese territorio, apuntó.

canciller Eduardo Enrique Reina
Canciller Eduardo Enrique Reina. Fuente externa.

Honduras es el quinto país de América Central que estrecha vínculos con China, la segunda mayor economía del mundo después de Estados Unidos.

Belice y Guatemala son las únicas naciones de la región que mantienen vínculos con Taiwán, a la que China considera parte de su territorio. La decisión hondureña fue difundida el domingo por la televisora estatal china CCTV

La cancillería hondureña hizo su anuncio sobre el fin de los 82 años de relaciones con Taiwán cuando la mandataria Castro participaba en la XXVIII Cumbre Iberoamericana en Santo Domingo, en República Dominicana.

De momento, Tegucigalpa y Beijing no han informado sobre una fecha para la concreción oficial de los vínculos diplomáticos, para los que ya han emprendido conversaciones.

En Taiwán, el ministro de Relaciones Exteriores local, Joseph Wu, confirmó el domingo (todavía sábado en el continente americano) que Taiwán había puesto fin a sus vínculos con Honduras para “salvaguardar su soberanía y dignidad”.

ministro de Relaciones Exteriores local, Joseph Wu,
Ministro de Relaciones Exteriores local, Joseph Wu. Fuente externa.

En conferencia de prensa, Wu dijo que Castro y su equipo de trabajado siempre tuvieron una “fantasía” en torno a China y habían planteado el cambio de relaciones antes de las elecciones presidenciales de 2021 en Honduras.

Las relaciones entre Taiwán y Honduras fueron estables en el pasado, señaló, pero “China no dejó de atraer a Honduras”.

Honduras había pedido a Taiwán miles de millones de dólares en ayudas y comparó sus propuestas con China, añadió el canciller.

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, dijo que su gobierno no “entrará en una pelea sin sentido de diplomacia del dólar con China”.

“En los últimos años, China ha empleado de forma persistente varios medios para sofocar la participación internacional de Taiwán, escalar la intrusión militar y trastocar la paz y estabilidad en la región”, dijo en un mensaje en video.

Su vocera Olivial Lin indicó en un comunicado que las relaciones entre ambas partes habían durado más de 80 años.

El analista hondureño Graco Pérez dijo a The Associated Press que la decisión de Tegucigalpa no fue la mejor en este momento en el que China tiene agrias tensiones con los países occidentales, entre ellos Estados Unidos, uno de los principales aliados de Taiwán y Honduras.

“Para mí es una muestra que están entregando la soberanía y las implicaciones de esa relación con China, serán muy grandes. Nos van a hablar (el gobierno de Honduras) de beneficio, de mucho dinero, proyectos, inversión, generación de empleo, pero van a ser sólo ilusiones”, sostuvo.

A criterio del analista, la experiencia en otros países demuestra que las relaciones con China “no terminan siendo lo que realmente se ofreció” y traerá como consecuencia, según dijo, enfriamiento de relaciones con aliados históricos tradicionales, Estados Unidos, Europa “y todos los países que enfrentan a Rusia y a China.

“Otra cosa es que nos mintieron (el Gobierno de Honduras) es con los becarios, nos dijeron que estudiarían caso por caso, pero al haber una ruptura saben que inmediatamente se suspende todos los proyecto y becas que esté financiando el gobierno de Taiwán”, apuntó Pérez.

Honduras tiene en Taiwán cerca de 200 becarios en pregrados, posgrados y doctorados que tendrían que regresar al país sin terminar sus estudios, al consumarse la ruptura de relaciones con Taiwán.

El canciller hondureño dijo hace días en Twitter que “el gobierno de Honduras está estudiando la situación de las y los 175 becarios hondureños en Taiwán sobre la base de un análisis caso por caso, para proporcionar soluciones y opciones a efecto de que sus oportunidades de estudio no se vean afectadas”.

Nicolle Wood, una de las becarias en Taiwán, dijo a la AP que ya les informaron que al romperse las relaciones con Honduras inmediatamente perderían sus becas.

“No sabemos qué vamos a hacer, nosotros tenemos la esperanza que el Gobierno de Honduras nos apoye para terminar nuestros estudios”, declaró Wood.

La presidenta Castro ordenó la semana pasada al canciller que iniciara las negociaciones para el establecimiento de relaciones diplomáticas con China para “expandir las fronteras con libertad en el concierto de las naciones del mundo”. Reina viajó a Beijing el pasado jueves para comenzar esas gestiones.

La pérdida de Honduras dejaría a Taiwán con lazos diplomáticos formales con 13 estados soberanos, incluyendo el Vaticano. En Latinoamérica también tiene vínculos con Belice, Guatemala y Paraguay, y la mayoría de sus demás socios son naciones insulares del Caribe y el Pacífico sur, además de Esuatini, en el sur de África.

Honduras se convertiría en el noveno aliado diplomático que Taipéi pierde en favor de Pekín desde la llegada al poder de la presidenta independentista Tsai en mayo de 2016. Está previsto que deje el cargo el próximo año, cuando finaliza su segundo mandato.

A pesar de la campaña de aislamiento de China, Taiwán mantiene una robusta relación informal con más de 100 países más, especialmente con Estados Unidos.

China y Taiwán han estado enfrascadas en un enfrentamiento por el reconocimiento diplomático de Taipéi desde que ambas partes se separaron durante la guerra civil en 1949, y Beijing ha gastado miles de millones de dólares para que se reconozca su política de “Una sola China”.

Esa inversión, que ha supuesto influencia y cada vez más aliados de China en América Latina, se ha reflejado en Honduras en un proyecto de represa hidroeléctrica en el centro del país construido por la firma china SINOHYDRO, con uno 300 millones de dólares en financiación del gobierno chino.

China dice que Taiwán forma parte de su territorio, a ser recuperado por la fuerza de ser necesario, y rechaza la mayor parte de los contactos con países que sostienen vínculos formales con la isla de gobierno democrático. Amenaza con represalias a las naciones que incrementen sus contactos con Taipéi.

Publicaciones Relacionadas