Hongos y malezas amenazan cultivo de cebolla en el Suroeste

21_10_2016 HOY_VIERNES_211016_ El País8 E

SAN JUAN DE LA MAGUANA.-La siembra de cebolla, que en los últimos años se ha convertido en el cultivo salvador de los productores de la regional Suroeste del país, está amenazada por la humedad que generan hongos, bacterias y malezas que pueden reducir la productividad.
Productores y técnicos, entrevistados aquí, coinciden en que las lluvias registradas en esta zona en las últimas semanas pueden reducir la cantidad de tareas que hay sembradas y causar mermas en la producción.
Dijeron que además de los hongos y las malezas que afectan el cultivo, a final del mes pasado cayó una granizada en San Juan de la Maguana que afectó unas mil tareas de cebolla de varias etapas de siembras.
La regional Suroeste del Ministerio de Agricultura incluye las provincias San Juan, Elías Piña y Azua, en donde hay unas 7,046 tareas de cebolla sembradas, con un rendimiento estimado en 22 quintales por tarea, para una producción esperada de 155,012 quintales, según la Unidad Regional de Planificación y Economía.
En un recorrido por Pedro Corto, La Ceiba, Barranca, Sabana Grande, y Vallejuelo, en San Juan, se observó que hay terrenos vacíos y otros con siembras de plátano, yuca, batata, maíz, ají, arroz y habichuela.
En esas visitas fuimos acompañados por Carlos Mínguez, asistente del ministro de Agricultura, Angel Estévez, y el viceministro Ruddy Díaz, director regional de esa institución en el Suroeste. Díaz explicó que en esa regional hay unas 7,046 tareas sembradas de cebolla, del 16 de junio al 16 de este mes.
Dijo que de esa cantidad, en San Juan hay 5,082 tareas, en donde la producción se estima en 111,804 quintales de cebolla; en Azua, la siembra abarca 1,675 tareas, de las que se espera una producción de 36,850 quintales, mientras que en Elías Piña hay una siembra de 289 tareas de cebolla, cuya producción sería de 6,358 quintales.
Productores. En Pedro Corto, Severiano Pérez Ramírez, con 30 tareas se cebolla roja, informó que hay mucha humedad en el valle que está afectando muchas plantaciones, a las que no se les pueden sacar las malezas y ya se nota la presencia de hongos y bacterias. Expresó que parte de su parcela es un ejemplo de eso. Recordó que en esa comunidad a final del mes pasado cayó una granizada que habría afectado unas mil tareas de cebolla y que solo al productor Rafael Matos se le dañaron unas 200 tareas, de cerca de mil que tiene sembradas. El agricultor Cristhian Pérez, de La Ceiba, con 17 tareas de cebolla en dos lugares, explicó que allí se han perdido partes de las siembras de varias parcelas por la granizada que cayó y las lluvias constantes que traen plagas y enfermedades, que reducen la producción.
En la finca de Alejandro Ramírez, en Barranca, con 260 tareas de cebolla con riego por goteo, había una labor intensa de limpieza de malezas con 45 hombres con fines de combatir plagas y enfermedades, según explicaciones de Luis Canario, encargado de la finca. Agregó que las constantes lluvias causan humedad en el cultivo y llevan hongos y bacterias, por lo que hay que hacer frecuentes fumigaciones. En Sabana Grande, zona de Vallejuelo, Felito Morillo, quien cuenta con 45 tareas sembradas de habichuelas negra y roja, espera cosechar antes del 10 del próximo mes para sembrar cebolla roja, porque en esa área está vedado por Agricultura hacerlo antes de esa fecha. Ahora allí también hay siembras de ají, maíz y otros cultivos.