Honran a héroes y mártires de 1965

POR MANASES SEPULVEDA
Diversas instituciones rindieron homenaje ayer a los héroes y mártires de la revolución de abril del 1965, con ofrendas florales y discursos ante el Altar de la Patria, lugar que consideran baluarte de la libertad contra el poder invasor.

Al lugar asistieron representantes de las fundaciones, Caamaño Deñó, Fernández Domínguez, Militares Constitucionalistas, del Movimiento Avanzada de Militares Constitucionalistas y decenas de combatientes de la gesta.

Claudio Caamaño Grullón, presidente de la Fundación Caamaño Deñó, al hablar en el Altar de la Patria, dijo que todavía hoy desde hace 40 años, la patria espera que se reconozca oficialmente a los próceres y sobrevivientes de la guerra del 1965.

“Los sobrevivientes de aquella lucha terrible y tan desigual frente a los interventores extranjeros y a sus serviles y criminales malos dominicanos, los que lucharon de todas las formas en defensa de la dominicanidad y del honor patrio, aún hace 40 años siguen siendo oficialmente apátridas, siguen estando fuera de la ley, cuando son los únicos y verdaderos próceres de la dominicanidad y el patriotismo nacional”, sostuvo.

Recordó que desde hace 40 años está registrado en la Policía y el Poder Judicial como un “traidor a la patria” como muchos otros, y se preguntó a quiénes traicionaron si no fue a los golpistas y ladrones e ilegales, a los que combatieron.

Señaló que se está a la espera de que los buenos dominicanos que son la inmensa mayoría, se organicen y desplacen a los malos dominicanos que son minoría y puedan crear y sostener por primera vez en la historia dominicana, un gobierno por el pueblo y para el pueblo.

“El héroe máximo de la gesta que hoy conmemoramos lo fue y lo es el pueblo dominicano, que inspirado y dirigido por el Presidente Combatiente de la República en armas, Francisco Alberto Caamaño Deñó, reafirmó su condición de dominicano y dio un ejemplo al mundo de coraje, dignidad y patriotismo”, expresó.

Añadió que en la República Dominicana, desde su fundación en 1844, los malos dominicanos, los traidores y los asesinos “han martirizado al pueblo y han desplazado a los buenos dominicanos”.

Entre los traidores citó a los extintos presidentes Pedro Santana, Buenaventura Báez, Joaquín Balaguer y al sobreviviente de la gesta, Donald Read Cabral.

También citó varios párrafos del pensamiento del coronel Caamaño Deñó, quien dijo que los únicos enemigos de la patria siguen siendo la corrupción, la miseria y la ignorancia.