Hospitales padecen escasez

POR ALTAGRACIA ORTIZ GÓMEZ
En los hospitales públicos de Santo Domingo los pacientes internados reciben la cama casi como único servicio, porque la mayoría de medicamentos y material de cirugía deben ser comprados por ellos o sus familiares. En algunos hospitales existen listas de servicios con precios por cada uno. Cuando se la entregan a pacientes pobres, las malas palabras “llueven”.

Esa realidad es común en hospitales como el Darío Contreras, el Luis Eduardo Aybar, el Francisco Moscoso Puello, las maternidades Nuestra Señora de la Altagracia y San Lorenzo de Los Mina, se determinó en un sondeo. Asimismo, se encontró que igual situación hay en los principales hospitales de provincias como el San Vicente de Paúl, de San Francisco de Macorís, el José María Cabral y Báez, de Santiago, y el Luis Manuel Morillo King, de La Vega.

Los pacientes que deben hacerse cirugías tienen que comprarlo todo antes de ingresarlos al quirófano. En esos hospitales se reciben los medicamentos que suple el oficial Programa de Medicamentos Esenciales (PROMESE) que cada mes toma para ello el 40% de la subvención estatal de los centros de salud, pero los médicos advierten que se trata sólo de fármacos esenciales.

En hospitales como el Darío Contreras, donde se necesitan materiales especializados en traumatismos, para inmovilizar una pierna rota, colocar un clavo quirúrgico y llevar un accidentado al quirófano, la familia debe comprometerse en comprar todo lo necesario para la cirugía.

Los pacientes plantearon que en los hospitales públicos se cobra por todo y la gente más pobre ya no sabe qué hacer para poder hacerse una cirugía y resolver un problema de salud, aunque sea sencillo.

Tan crítica es la situación que directores de hospitales y de departamentos indicaron a HOY que están desilusionados y con las manos atadas.

MÉDICOS MILITARES

Los directores de hospitales dijeron que tienen problemas con muchos de los médicos que son militares, pero sólo hablan sobre esta situación si se les mantiene en el anonimato, porque temen 0enfrentar problemas. Indicaron que muchos de los médicos que tienen la condición de militares sólo van cobrar.

“Aquí los médicos militares hacen como que trabajan, pero nadie los puede tocar”, señaló un funcionario de un hospital de la ciudad.

Expresan que es tal la situación que muchos militares no cubren turnos de servicios y si trabajan en hospitales de provincias, sólo van una vez por semana y evaden el trabajo. Pero la situación no es exclusiva de los médicos militares, en numerosos hospitales del país, los subdirectores y directores enfrentan dificultades porque les falta personal especializado.

Los propios pacientes se quejan de que los médicos los “ponen de mojiganga”, porque los citan, aún cuando saben que viven en lugares distantes y cuando se presentan los médicos no los atienden.

Durante la semana es muy frecuente ver pacientes que se van de los hospitales sin ser atendidos. En algunos centros como el Robert Reid Cabral se estima que por lo menos 30% de las cirugías se posponen por ausencia de los médicos.