Hospitales reducidos en su capacidad de prestar servicios

Hospitales reducidos en su capacidad de prestar servicios

Hospitales reducidos en su capacidad de prestar servicios. Centros asistenciales del país -50 para ser exactos- fueron puestos a prueba sobre la calidad y extensión de sus coberturas hallándose carencias de equipos, de medicamentos y de personal médico general y especializado, y en una buena parte de ellos no existe la atención a dolencias cardíacas, principal causa de muerte a nivel nacional.

La firma que hizo el estudio (Alianza por el Derecho a la Salud) detectó crisis financieras y déficit de inversiones para el autoabastecimiento y las habilitaciones de emergencia que permiten salvar vidas.

Un estado de precariedad y de vacíos institucionales que se suma a la preocupación ordinaria por las enfermedades causadas en la población por patógenos que escapan a controles y prosperan por la ausencia de saneamientos y alto costo de tratamientos cruciales escasamente cubiertos por una Seguridad Social pasmada.

Leer también: SNS reactiva servicios en hospitales que eran de la Red COVID-19

Contra la posibilidad de rescatar a los hospitales de una postración que viene de viejo, la investigación in situ certificó la inicua injerencia de siempre: la de la política (o del politiqueo) que en ocasiones ha llevado a unidades del sistema hospitalario a tener más gente cobrando que trabajando.

Como se trata de establecimientos regidos por autoridades que llegaron mostrando ufanas y con fanfarria las credenciales que corresponden a las buenas intenciones, la única explicación posible a que varias cosas de primer orden sigan como antes es que continúa faltando la huidiza voluntad política.

Publicaciones Relacionadas