Hubieres dice no pueden involucrarlo en caso Plan Renove

POR GERMAN MARTE
El sindicalista Juan Hubieres, presidente de la Federación Nacional de Transporte La Nueva Opción (FENATRANO), reiteró ayer que no hay razones para que lo involucren en el expediente que por corrupción en el Plan Renove se le sigue a diez ex funcionarios del gobierno anterior.

Empero, aclaró que está dispuesto a acudir con los documentos necesarios para demostrar cómo eran sobrevaluados los vehículos, cómo vendían una cantidad de vehículos del plan, cómo recibían chatarras y la cotizaban como si fueran vehículos buenos.

Hubieres manifestó que hay gente que lo quieren incluir en el expediente debido a que ha sido la persona que ha hecho las denuncias sobre la corrupción en el Renove.

Dijo que Fenatrano fue una de las organizaciones gestoras del Plan Renove y formó parte del Consejo, pero renunció en marzo del 2003.

Al ser entrevistado por Huchi Lora y Ramón Núñez Ramírez en el programa El Día, que se transmite por el canal 11, Hubieres recordó que a principio del 2003 FENATRANO denunció que el Plan Renove había dado una orden de compra de 487 yipetas marca Kia Sport Terius, valorada cada una en US$18 mil, para la Policía, y 2,500 microbuses Kiamaster, sobrevaluados en US$2 mil por encima de lo que se había comprado a la misma empresa un año antes. En total, dijo, la sobre evaluación ascendería a US7 millones.

El jueves fueron detenidos los ex funcionarios del Plan Renove  Pedro Franco Badía, Siquió Ng de la Rosa, Fabio Ruiz, el vicealmirante retirado Ramón Emilio Jiménez hijo, el sindicalista Antonio Marte y el ex director de la Omsa, Diógenes Castillo.

También, Johnny Morales, colaborador del ex presidente Mejía, Milcíades Amaro Guzmán, Francisco Antonio Pérez y Angel Rondón Rijo. Fueron libertados el viernes en la tarde.

Hubieres manifestó que efectivamente quienes tienen que estar presos son las personas involucradas en las sobrevaluaciones de “pollitos” y las “garcitas” que fueron sobrevaluadas en US$2,000, “vehículos que el Plan Renove le recomendó al gobierno no comprar por no tener repuestos en el país, por ser técnicamente inadecuados y además porque se había descontinuado su fabricación en España y aún así, a través de AMET se compraron 427 vehículos”.

Indicó que en la ocasión todos los miembros del Renove firmaron en contra de la compra de los “pollitos” (miniubuses marca Nissan Serena), pero de todos modos la compra se hizo en el año 2001 y llegaron al país el año siguiente.

El presidente de Fenatrano consideró que el informe de la Cámara de Cuentas es una “perversidad”, un informe excluyente  que pretende hacer creer que el problema lo tienen Fabio Ruiz, Hubieres y Antonio Marte “de este team para abajo”, y que quienes dirigían el Renove no tenían nada que ver.

Tras negar que él personalmente haya recibido cien guaguas como aseguró desde la prisión el presidente de Conatra, Hubieres dijo que por un asunto de retaliación política él lo que recibió fue cárcel, mientras cinco choferes afiliados a Fenatrano fueron asesinados en distintos hechos. Explicó que a federación que encabeza recibió 486 unidades y de eso entregó el expediente a las autoridades.

Destacó que mientras a los afiliados a Fenatrano le cobraban las guaguas Volkswagen de doce pasejeros a RD$430 mil, a los de Conatra y del entorno “mafioso” se la cobraban a RD$330 mil. Conatra es la Central Nacional de Organizaciones del Transporte. La preside Antonio Marte, uno de los implicados en el expediente por corrupción en el Renove.

 Añadió que el proceso de entrega de vehículos y recolección de “chatarras” fue otro intento de estafa contra el Estado hecha por el equipo encabezado por Fabio Ruiz y Estado dominicano

El sindicalista mostró fotos de las chatarras depositadas en el kilómetro 28 de la carretera Mella, y dijo que  por cada una de estas el Estado dominicano deberá pagar entre RD$80 mil “y esos ´vehículos´ fueron recibidos por Antonio Marte, Fabio Ruiz y Gervacio de la Rosa, quien fue el protagonista fundamental”. Dijo que si el Estado decide pagar estas chatarras perdería RD$200 millones.

En cuanto a Pedro Franco Badía, ex secretario de Interior y Policía y ex presidente del Plan Renove, Hubieres dijo que no cree que el mismo estuviera implicado en la venta de vehículos. En cuanto a Siquió Ng de la Rosa, dijo que el ex funcionario organizó el proyecto, organizó los contratos y puso a firmar los contratos de los vehículos que se había entregado hasta el momento de su llegada al Renove.

A juicio de Hubieres, el procurador Francisco Domínguez Brito tiene la responsabilidad de garantizar que el caso del Plan Renove no derive en un show y no quede como otro elemento que contribuya a la desesperanza de la población frente a los tantos hechos de corrupción que finalmente son los responsables del gran nivel de pobreza y la ola de delincuencia que afectan a los dominicanos.