Huracán Adrián toca tierra en Honduras y pierde fuerza

Por FREDDY CUEVAS
TEGUCIGALPA (AP) _ El huracán Adrián tocó tierra en Honduras a las 10.54GMT del viernes procedente de El Salvador y avanza hacia el Atlántico, sin que se reporten mayores daños.

El vocero de la Comisión Permanente de Contingencias, Randolfo Fúnez, dijo a la AP que “sin embargo, la situación de alerta máxima se mantiene con el fin de minimizar los efectos del fenómeno natural”.

Adrián ha causado lluvias intermitentes desde hace dos días en casi todo el territorio nacional.

Las autoridades reportan deslaves en carreteras, derrumbes de casas en barrios marginales e inundaciones en diferentes regiones del país. Sin embargo, aún no se registran evacuaciones ni muertes.

Desde el jueves, la gente se abasteció de velas, alimentos, pilas, linternas, kerosene y toda clase de víveres luego de colmar las tiendas y supermercados en casi todo el país.

El pronosticador de turno del Servicio Meteorológico Nacional, Walter Ordóñez, aseguró que “Adrián entró por la región sur de Honduras y ha perdido fuerza en sus vientos huracanados, y dejará abundante lluvia”.

Agregó que “el huracán ya está en la línea fronteriza con El Salvador en forma moderada, pero provocará lluvias superiores a 10 pulgadas por metro cuadrado en nuestro territorio en los dos próximos días”.

Adrián se localiza en las coordenadas de 14,3 grados latitud norte y 88 grados de longitud oeste.

El aeropuerto internacional de Toncontín de Tegucigalpa permanece temporalmente cerrado por una abundante nubosidad que sólo permite una visibilidad restringida a los tres kilómetros.

El presidente Ricardo Maduro dijo la noche del jueves que “con toda nuestra fe puesta en Dios, abrigamos la esperanza que Adrián pierda fuerzas o se desvíe de su rumbo”.

En un mensaje divulgado por radio y televisión, el mandatario indicó que “existe incertidumbre relativa por la forma en que ese fenómeno natural afecte al país”.

El gobierno mantiene activados sus centros de emergencia y ha puesto a disposición los recursos financieros y logísticos para enfrentar las tareas de prevención, rescate, evacuación y rehabilitación de los habitantes.

Los 200.000 empleados públicos trabajarán el viernes hasta el mediodía.

Maduro aseguró que “nuestra patria necesita de nuestro esfuerzo máximo y de nuestra solidaridad para salir adelante en este difícil momento”.

El gobierno suspendió las clases en las escuelas, colegios y universidades.

Los hospitales, la policía, el ejército y los bomberos están listos para ayudar a la población a fin de evitar una tragedia nacional similar a la registrada a finales de 1998 por el huracán Mitch, que dejó más de 24.000 muertos, heridos, desaparecidos, casi dos millones de damnificados y pérdidas materiales superiores a los 6.500 millones de dólares.

Adrián es el primer fenómeno natural de la temporada que se produce en el Pacífico.