Huracán Dolly se acerca a frontera entre México y Texas

http://hoy.com.do/image/article/338/460x390/0/CE2941EC-A869-4D37-8B33-7FA08E2159B7.jpeg

   BROWNSVILLE, Texas (AP) _ La lluvia empezó a caer en las costas del Golfo de México, mientras que el huracán Dolly, fortalecido luego de ser una tormenta tropical, se acerca a las poblaciones en la frontera entre México y Texas.

   El huracán de categoría uno se fortalecería un poco más antes de tocar tierra el miércoles, con una precipitación de unos 38 centímetros (15 pulgadas).

   Dolly dejó de ser una tormenta tropical la tarde del martes y presenta vientos máximos sostenidos de 136 kph (85 mph). A las 0900 GMT del miércoles, su centro se encontraba a unos 105 kilómetros (65 millas) al este sureste de Brownsville, avanzando en dirección noroeste a unos 13 kph (8 mph).

   Un alerta de huracán se encuentra en efecto para la costa de Texas desde Brownsville a Corpus Christi y en México desde Río San Fernando al norte.

   Ciudades y poblaciones en el Valle del Río Bravo (Grande) se estaban preparando la noche del martes para recibir el meteoro, mientras las autoridades temían que fuertes lluvias causen inundaciones y rompan presas.

   Funcionarios tejanos exhortaron a los pobladores locales a alejarse de las presas del río, debido a que si Dolly sigue el mismo sendero del huracán Beulah, en 1967, “las esclusas no podrán contener tanta agua”, dijo el coordinador de la Administración de Emergencias del condado de Cameron, Johnny Cavazos.

   La lluvia era intermitente la noche del martes en Brownsville y Cavazos dijo esperar que las bandas externas de la tormenta cubran la zona durante la noche. Indicó que unas 400 personas se encontraban en nueve albergues en el condado de Cameron, incrementándose el número de manera continua.

   En el condado de Hidalgo, un poco más tierra adentro, siete albergues con unas 400 personas estaban abiertos, dijo la vocera del gobierno local, Cari Lambrecht. Agregó que los pobladores de áreas de baja altura estaban siendo invitados a buscar refugio.

   “Es más fácil para ellos el venir ahora que el que nosotros vayamos a sacarlos después”, indicó.

   Por su parte, el gobernador del estado mexicano de Tamaulipas, Eugenio Hernández, dijo que 23.000 personas serán llevadas a albergues del gobierno en las ciudades de Matamoros, Soto La Marina y San Fernando.

   Hernández le pidió al gobierno federal que declare zona de emergencia a por lo menos 17 municipios del estado, a fin de liberar fondos suficientes para los planes de contingencia en las localidades y ayudar así a los afectados.

   El secretario de Gobernación de México, Juan Camilo Mouriño, aseguró que se dispondrá de quirófanos móviles para darle ayuda médica a los heridos potenciales y que la estatal Petróleos Mexicanos (Pemex) ya aplicó un plan de prevención de emergencias.

   “Pemex ha puesto en funcionamiento el Plan de Respuesta a Emergencias por Huracanes en la región norte, que implica el aseguramiento de equipo de perforación y producción”, así como la evacuación de su personal de las instalaciones que pudieran verse afectadas, afirmó.

   La empresa estatal también dio inicio a un plan para garantizar el abasto de combustible, “de tal suerte que tengamos certidumbre respecto a que habrá suficiente para poder atender la contingencia”, agregó.