Huracán Isaac entra a Luisiana

NUEVA ORLEANS, EEUU. AFP.  Un fortalecido Isaac, convertido en huracán de categoría 1, tocó tierra ayer en el sureste de Luisiana y dejaba las primeras lluvias y fuertes vientos en Nueva Orleans, asolada en 2005 por Katrina, que provocó la muerte de 1,800 personas.  

El Centro Nacional de Huracanes (CNH), con sede en Miami, informó que Isaac generó una “peligrosa marea de tormenta” al impactar con Luisiana y azotaba la costa norte del Golfo de México.   A las 23H00 GMT, Isaac se encontraba 170 km al sureste de Nueva Orleans (Luisiana) y 45 km al sur-suroeste de la desembocadura del río Misisipi, con vientos máximos sostenidos de 130 km/h y desplazándose a 13 km/h, según el CNH.  

El centro alertó del riesgo de inundaciones por los importantes aguaceros que puede provocar el huracán y precisó que Isaac ha encauzado mejor su trayectoria.   Luisiana, Misisipi y Alamaba (sur) declararon el estado de emergencia ante la trayectoria de Isaac, mientras las autoridades estatales coordinan planes para responder a los efectos del huracán.   Isaac se convirtió a las 16H20 GMT en huracán de categoría 1 en la escala Saffir-Simpson, de cinco grados, al superar los 119 km/h.   El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, afirmó que pueden caer 400 mm de lluvia o más por la lentitud con la que se mueve Isaac. 

“Estamos aliviados porque no se trata de un huracán de categoría 3”, con fue Katrina, manifestó. “Pero una categoría 1 con esta fuerza es suficientemente grande como para provocar un gran daño si caemos en la autocomplacencia. No hagamos esto”, pidió.   El presidente estadounidense, Barack Obama, había instado más temprano a los habitantes de la región a tomarse en serio el fenómeno, que podía “provocar inundaciones significativas y otros daños en una zona amplia”.

“Ahora no es momento para tentar al destino. Necesitan tomar esto seriamente”, dijo Obama en una alocución televisada desde la Casa Blanca, quien reiteró que los gobiernos locales y federal se estaban preparando ante la llegada de Isaac. 

Tras la fallida gestión de su antecesor republicano George W. Bush de la tragedia que significó Katrina para el país, Obama declaró el lunes el estado de emergencia en Luisiana.

Producción de petróleo paralizada

NUEVA YORK. AFP. Alrededor de 93% de la producción de petróleo del golfo de México está paralizada y ocho refinerías decidieron cerrar o reducir su actividad ante la llegada del huracán Isaac, según un informe publicado ayer por el Departamento de Energía (DoE).   Ante el pasaje del ciclón, el personal de 503 plataformas fue evacuado.  

La suspensión de la producción representaba a media jornada 1.28 millones de barriles de petróleo por día menos (93.28% de la production de la región) y 85 millones de m3 de gas natural (66.7%) menos, según el DoE.  

Cierran refinerías

 Además, a las 13H30 GMT, cinco de las 11 refinerías de la región que estaban en la ruta estimada de pasaje del huracán indicaron al Doe que estaban cerradas o siendo cerradas, y otras tres, que redujeron su capacidad de producción.   Los precios del petróleo terminaron en alza este martes en Nueva York, impulsados por los temores sobre Isaac.  

El barril de West Texas Intermediate (designación del “light sweet crude” negociado en Estados Unidos), para entrega en octubre ganó 86 centavos a 96.33 dólares, en el New York Mercantile Exchange (Nymex).

Hay “una elevación importante del nivel del mar y de amenazas de inundación sobre la costa norte del Golfo de México”, dijo el CNH.