IAD y JICA fomentan la siembra pimienta,  malagueta, canela y clavo dulce

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/7E01BF41-B345-4D50-8CCC-EC4D38422FD9.jpeg

La siembra de pimienta y de otras especies que ejecuta el Instituto Agrario Dominicano (AD) en el Proyecto A-C 127, de Sierra Prieta y Hato Viejo, en Yamasá, así como en Arroyo al Medio, Nagua; El Catey, en Sánchez y Tojín, en Cotuí, pasó de ser una aspiración y se convirtió en una realidad.

El encargado del programa, Hipólito Guzmán, manifestó que en 1983 el Gobierno Dominicano solicitó a Japón el envío de un técnico experto en siembras de pimienta y otras especies.

Recordó que las autoridades niponas, a través de la Agencia Internacional de Cooperación Japonesa  (JICA), dieron su visto bueno y el proyecto se inició en 1987, en una fase experimental de 5 años que se extendería hasta 1992. Sin embargo, la realidad determinó que se extendiera otros 5 años.

Sin embargo, es a partir de agosto del 2002 cuando el IAD asume el control de un renglón productivo al que se le augura un gran futuro, pues en el período 1996-2004 produjo RD$16 millones por la venta de pimienta, mientras se da por sentado que a partir del otoño se ampliará la siembra para producir también canela, malagueta y clavo dulce, que actualmente están en la fase experimental.

Dijo que el director del IAD, Salvador (Chío) Jiménez, dispuso todas las facilidades para que los productores puedan llevar su producción al mercado, atendiendo a recomendaciones expresas del presidente Leonel Fernández, encaminadas a mejorar las condiciones de los agricultores del país. 

Agregó que el pasado año, el proyecto generó más de RD$4 millones, fruto de una gran producción y los buenos precios registrados y que en la actualidad aporta unas 80 toneladas métricas por año, lo que representa un 24 por ciento de la demanda, que bordea las 350 toneladas.

El grueso de la cosecha se recolecta entre diciembre y marzo de cada año.

Expresó que una gran cantidad de la producción de pimienta es comprada por haitianos para comercializarla en su país, argumentado que la pimienta dominicana es de mejor calidad que la importada.

Consideró que se justifica que a los parceleros de la Reforma Agraria se les fije una cuota en el mercado nacional, o sea que cuando se va a otorgar permisos de exportación, se tomen en cuenta a esos productores.

Guzmán señaló que Hato Viejo, en Yamasá, es la mayor zona productora de pimienta del país, seguida de Arroyo al Medio, en Nagua y El Catey, en Sánchez, además de la comunidad de Tojín, en Cotuí.

Dijo que hay 63,000 plántulas en viveros para la siembra de pimienta de primavera, que serán distribuidas entre los parceleros y personas del sector privado interesadas en el cultivo.  La siembra se extenderá también a la zona de Villa Altagracia.

Previo al inicio de la siembra será impartido un curso-taller para adiestrar a los técnicos del IAD y de la Secretaría de Agricultura, en Villa Altagracia, indicó el funcionario.

En el aspecto social, Guzmán señaló que el IAD se sigue fortaleciendo con el apoyo a las Cooperativas de Productores de Pimienta Mamá Tingó de Hato Viejo, Shiro-Odo de Arroyo al Medio, en Nagua y San Isidro Labrador en Tojín, Cotuí.