Iberoamérica avanza en la elaboración de una Carta Medioambiental para la región

Iberoamérica avanza en la elaboración de una Carta Medioambiental para la región

Esta XI Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Medioambiente, en la que han intervenido los 22 países de la región, se presenta como una oportunidad para impulsar el compromiso con la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Las ministras y ministros de Medio Ambiente y Cambio Climático de Iberoamérica, reunidos en la XI Conferencia realizada en nuestro país, acordaron la elaboración de una Carta Ambiental Iberoamericana para elevarla durante la próxima Cumbre Iberoamericana de Jefas y Jefes de Estado. Para ello, se ha establecido un grupo de trabajo, coordinado por República Dominicana y con el apoyo de la Secretaría General Iberoamericana (SEGIB), trabajarán para definir el contenido, alcance y objetivos de la misma.  

Este grupo de países deberá trabajar en consulta permanente con todos los ministerios iberoamericanos de Medio Ambiente y Cambio Climático y, de forma consensuada, generar una propuesta, a más tardar, el mes de febrero del 2023. El objetivo es lograr acuerdos políticos que permitan una transición hacia una economía verde, inteligente, y circular, con modelos de consumo y producción sostenibles, enfocada en el bienestar de todas las personas, y que enfrente las desigualdades, la pobreza y la precariedad. La Carta Medioambiental Iberoamericana sería el mayor acuerdo político al que la Conferencia Iberoamericana haya llegado en temáticas medioambientales.   

Esta XI Conferencia Iberoamericana de Ministras y Ministros de Medioambiente, en la que han intervenido los 22 países de la región, se presenta como una oportunidad para impulsar el compromiso con la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, teniendo en cuenta la vulnerabilidad de los países iberoamericanos a sus efectos, especialmente los riesgos asociados al ciclo del agua; la pérdida de biodiversidad; la estrecha relación entre las crisis sanitarias y ambientales; y la necesaria atención que deben prestar las políticas públicas a las mujeres y las niñas, que sufren de manera agudizada el deterioro de las condiciones ambientales.  

Tras las reuniones mantenidas durante los dos días del encuentro (celebrado el 18 y 19 de julio), los países han adoptado por consenso la siguiente declaración que recoge, entre otros, los siguientes acuerdos: 

  • Compromiso reforzado con el Acuerdo de París para luchar contra el cambio climático y sus impactos.  
  • Avanzar en los diálogos para el establecimiento de metas ambiciosas como la de alcanzar la neutralidad de carbono a mediados de siglo o la protección del 30% de territorios marinos y terrestres para detener la pérdida de biodiversidad. 
  • Fortalecer, consolidar y transversalizar la dimensión medioambiental y la lucha contra el cambio climático en todos los escenarios políticos y técnicos de la Conferencia y cooperación Iberoamericanas, reconociendo que esta lucha requiere de un abordaje holístico que involucre diversos sectores.  
  • Avanzar en la gestión integral de los recursos hídricos, clave para el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible.  
  • Promover medidas, políticas y programas que eliminen las desigualdades de género y garanticen una adecuada atención y respuesta a las necesidades específicas de las mujeres y las niñas. 
  • Impulsar la transformación y el fortalecimiento de la financiación climática, con el objetivo de asegurar la coherencia de los flujos financieros con un desarrollo bajo en emisiones y resiliente al cambio climático, en línea con el Acuerdo de París, e hicieron un llamado para facilitar el acceso de los países iberoamericanos a este financiamiento. 

El encuentro, organizado por República Dominicana, en calidad de Secretaría Pro Tempore de la Conferencia Iberoamericana, y por la Secretaría General Iberoamericana, fue clausurado por el presidente, Luis Abinader, quien invitó a la comunidad internacional a ser ambiciosa en cuanto a unos objetivos medioambientales y se mostró convencido de que “la recuperación de nuestras economías, debilitadas por la pandemia y altamente vulnerables a los efectos del cambio climático, debe ser una recuperación verde”.  

Le puede interesar: Ministro Ceara Hatton estima en US$100 mil millones costo adaptación

En ese sentido, el ministro de Medio Ambiente dominicano, Miguel Ceara Hatton resaltó las áreas claves de acción conjunta, como la lucha contra el cambio climático, la gestión integral de los recursos hídricos, el consumo y producción sostenibles, incluyendo los sistemas agroalimentarios; las energías limpias, la conservación de la biodiversidad y del océano, la reducción de la deforestación, entre otros. 

“Quisiera destacar el compromiso de los países con la XXVIII Cumbre Iberoamericana y con el espacio que en esta deben tener los temas medioambientales y climáticos. Hoy hemos acordado unirnos para consensuar una Carta Medioambiental que hará que la Cumbre a celebrarse en República Dominicana sea recordada por gestar el mayor acuerdo político al que la Conferencia Iberoamericana haya llegado en esta temáticas”, destacó el ministro Ceara Hatton. 

De su lado, el canciller dominicano, Roberto Álvarez, dijo en la apertura de esta Conferencia que el multilateralismo, la profundización de la integración regional y la cooperación, tienen que ser las principales estrategias para dar respuestas efectivas a los acuciantes retos que enfrentan nuestros países y la sociedad global.  

En tanto que, el secretario general adjunto de la SEGIB, Marcos Pinta Gama, celebró el acuerdo de una Carta Medioambiental Iberoamericana: “una oportunidad para plasmar un entendimiento común, ambicioso, en línea con el llamado de la ciudadanía y las advertencias de la ciencia, sobre el derecho a un medio ambiente sano, que reafirme nuestro compromiso con el cuidado del planeta, y que, en suma, constituya una referencia identitaria de nuestro entender y compromiso con elmedio ambiente”. 

Publicaciones Relacionadas