IDAC agradece a instituciones nacionales e internacionales participación en Haití

http://hoy.com.do/image/article/486/460x390/0/8E7F5912-336C-42CB-94D0-0DAD3121D4ED.jpeg

El director general del Instituto Dominicano de Aviación Civil (IDAC) agradeció  al presidente Leonel Fernández, a los organismos nacionales e internacionales, así como a los propietarios de aeronaves, al personal técnico de esta institución y a los directivos de Aeropuertos Dominicanos Siglo 21 (AERODOM), su disposición y colaboración en el puente aéreo que se formó para el rescate y asistencia a las víctimas del terremoto que el martes 12 azotó a la vecina República de Haití. 

José Tomás Pérez, quien fungió como cabeza principal de coordinación del puente que se estableció, en principio, en el Aeropuerto Internacional Doctor Joaquín Balaguer, en El Higüero y luego en el María Montés de Barahona y el Doctor José Francisco Peña Gómez, en Las Américas, declaró que sin la cooperación de tantas instituciones y gente solidaria no habría sido posible que la ayuda llegara hasta Haití con la rapidez que sucedió. 

Los 494 vuelos de aviones y 392 de helicópteros del Aeropuerto Internacional Joaquín Balaguer, y las 700 operaciones de aviones grandes del Aeropuerto Internacional Las Américas, durante los primeros 10 días de la tragedia, fueron esenciales para la recepción en Haití, de las ayudas humanitarias, alimenticias, médicas y personal de ayuda y rescate que se trasladaron hasta allá por vía aérea. 

“Tenemos que hacer menciones especiales para la Secretaría de Estado de las Fuerzas Armadas, el Departamento Aeroportuario, el Cuerpo Especializado de Seguridad Aeroportuaria (CESA), Fuerza Aérea Dominicana; a las direcciones de Aduanas, Migración, Investigaciones, y de Control de Drogas, a los Auxiliares Navales Dominicanos, y muy especialmente a nuestros controladores de tránsito aéreo, quienes realizaron una labor titánica evitando el caos del sistema aeronáutico local, a pesar de la gran cantidad de operaciones simultáneas”, indicó Pérez. 

En ese contexto, el secretario de Estado aclaró que el puente aéreo pasará ahora a ser operado por un destacamento de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití (MINUSTAH), y  ya comenzó a operar en el segundo piso del ala oeste del AILA, con aeronaves de mayor capacidad, en la rampa este, debido al aumento de la ayuda internacional y a la intensificación de las operaciones.  

El puente aéreo de emergencia logró sus objetivos en el traslado de rescatistas especializados en  terremotos,  médicos, la Cruz Roja, comida, organismos internacionales, periodistas nacionales y reporteros de las principales cadenas informativas internacionales. 

Fue a través de este puente que se logró el establecimiento de los primeros hospitales de emergencia, como el de Israel y Love The Child, en Fort Parisien, para los niños heridos y transportar cientos de casas de campaña donadas  por el  Gobierno de Taiwán, y equipos de emergencia, así como el traslado de heridos a centros hospitalarios de Santo Domingo y Santiago en helicópteros y aviones.  

El IDAC, junto a la Organización de las Naciones Unidas (ONU), dispuso el sistema de “cielo abierto”, para garantizar que las ayudas dirigidas hasta Haití fueran despachadas vía aérea sin inconvenientes ni burocracia, con el estricto control y vigilancia de los organismos de seguridad aérea del Estado, con la finalidad de que se pudieran salvar, lo antes posible, las vidas de los haitianos y extranjeros que quedaron atrapados bajo los escombros, luego que el martes 12 de enero se registrara un terremoto de 7.0 grados en la escala de Richter que derrumbó parte de ese país.