Identidad persistente VIII

Federico  Henríquez Gratereaux

Algunos historiadores achacaron la invasión de Boyer, precisamente, a que los esclavos no fueron liberados por Núñez de Cáceres. Investigar las causas de la invasión haitiana de 1822 no es tarea prevista en este trabajo, limitado al tema de la identidad de los pueblos. No obstante, nos parece que dar tierras a los soldados licenciados tras la muerte del rey Cristóbal podría ser una de ellas; además, después de la caída de Napoleón y de la celebración del Congreso de Viena, se hablaba en Europa de una probable “restauración de los borbones”. Boyer, tal vez, aprovechó la acción de Núñez de Cáceres para ocupar toda la isla sin ofender a los reyes de España.

Y así prevenir que los borbones españoles –en el poder desde 1700-, prestaran el territorio vecino de Santo Domingo a los franceses, fueran borbones o no. Boyer continuó y extendió la reforma agraria que Petión comenzó, al repartir tierras de las grandes plantaciones francesas. Es de sobra conocido que Thomas Jefferson no abolió la esclavitud. El gran prócer norteamericano, redactor de la Declaración de Independencia y tercer presidente de los Estados Unidos, llamaba a la esclavitud “institución peculiar”. Mantener seres humanos sometidos a la esclavitud no parece congruente con la idea motriz de la Declaración de Independencia: “todos los hombres han sido creados iguales”… están dotados de “derechos inalienables”…” esos derechos incluyen la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Los esclavos de los Estados Unidos debieron esperar hasta 1863, cuando Abraham Lincoln –presidente No. 16- les dio la libertad. Núñez de Cáceres, al igual que Jefferson, no abolió la esclavitud; sin embargo, su Acta Constitutiva dispone, en su artículo 9: “son ciudadanos del estado independiente de la parte española de Hayti todos los hombres libres de cualquier color y religión que sean, nacidos en nuestro territorio, o aunque lo sean en país extranjero, si llevasen tres años de residencia o fueren casados con muger natural”.

“En ambos casos harán constar los interesados al gobierno las respectivas circunstancias por medio de una información a los Alcaldes municipales”. En los artículos doce y trece del Acta Constitutiva, se especifica que las personas que no saben leer no pueden ser elegidas pero sí pueden elegir. Una inteligente disposición.