Identifican a 4 miembros de la pandilla femenina “duendes verdes”

Identifican a 4 miembros de la pandilla femenina “duendes verdes”

La Policía de New York aseguró identificar a cuatro miembros de la pandilla “Duendes verdes” que atacaron brutalmente a dos mujeres de 19 años en un tren de Manhattan, y se pondrán en marcha para su búsqueda.

Las sospechosas son Emily Soto, de 34 años, y Mairam Cisse Issouf, Ciante Alston y Dariana Peguero, todas de 26 años, a quienes se les acusan de formar parte del grupo de sospechosos que vestían leotardos de color verde neón mientras golpeaban y arrojaban a dos mujeres de 19 años en el tren subterráneo de Times Square alrededor de las 2 de la madrugada del pasado domingo, dijo el jefe de detectives de la policía de Nueva York, James Essig. 

Los cuatro sospechosos identificados viven en Queensboro Houses de NYCHA, según Essig. 

Peguero tiene el historial criminal más extenso con nueve arrestos previos, seguido por Alston, quien ha sido esposado tres veces, Soto, arrestado dos, e Issouf, quien ha sido arrestado una vez antes, dijo el jefe.

Le puede interesar: Lula ve a Bolsonaro “nervioso” y afirma que no entrará en su “juego rastrero»

El ataque captado en video “originalmente surgió de un aparente golpe en la plataforma y se derramó en el vagón del metro”, dijo Essig. 

A las víctimas les robaron un teléfono celular y un bolso, dijo la policía. La tripulación vestida de manera extraña huyó después del asalto. Los otros sospechosos aún no han sido identificados.  

La madre de una de las víctimas le dijo a The Post el lunes que su hija “dijo que fue atacada por extraterrestres y que no sabía de qué estaba hablando.

“Ayer fue su cumpleaños”, dijo la angustiada madre, quien pidió que ella y las víctimas permanecieran en el anonimato por temor a represalias. “Así pasó su cumpleaños número 19. Espero que obtengan lo que se merecen y algo más porque es repugnante”.

La madre furiosa sugirió que las laxas leyes de reforma de fianzas del estado, que han sido criticadas por crear un sistema de justicia de puertas giratorias, ponen en peligro la seguridad de los ciudadanos respetuosos de la ley. 

Acusó a la gobernadora Kathy Hochul y a los políticos estatales de “hacer estas leyes ridículas y dejar que los salvajes caminen por las calles con nada más que un tirón de orejas.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas