Idiaf desarrolla formulaciones orgánicas para café

21_08_2016 HOY_DOMINGO_210816_ El País4 A

El Instituto Dominicano de Investigaciones Agropecuarias y Forestales (Idiaf) y la Federación de Caficultores y Agricultores para el Desarrollo de San Juan (Fecadesj) desarrollan formulaciones orgánicas enriquecidas con microorganismos promotores de rendimiento e inductores a la resistencia de la Roya del Cafeto para aumentar la productividad y la competitividad de las plantaciones de café.

Los bioinsumos a desarrollar beneficiarán a 1,747 pequeños productores de café, de Fecadesj, quienes trabajan 1,482 hectáreas (unas 27,000 tareas) en la zona montañosa de San Juan y cuentan con el apoyo del Fondo Nacional de Innovación y Desarrollo Científico y Tecnológico (Fondocyt), que invertirá RD$11.8 millones en 3 años.

El cultivo de café es importante para la generación de ingresos y empleos de las familias de la zona rural y además por los servicios eco-sistémicos que presta en las zonas altas de las principales cuencas del país.

El proyecto busca mejorar la rentabilidad de la cadena de producción del cultivo, mediante el uso y desarrollo de formulaciones orgánicas enriquecidas con microorganismos promotores de rendimiento e inductores de resistencia a la Roya del Cafeto (HemileiavastatrixBerk. et Br.), aumentar el valor del café y fortalecer las capacidades de los caficultores de la región de San Juan.

Además, producir y caracterizar abonos líquidos y sólidos, que estén hechos a partir de fuentes locales.

Como resultado del proyecto se espera que la productividad de todo el valle mejore de manera significativa gracias a los promotores del rendimiento .

Para garantizar que los productores de Fecadesj puedan producir con calidad y comercializar su producto orgánico en los nichos de mercados especializados, se desarrollará una estrategia que incluye el registro de denominación de origen para el café, el registro de marca y la diferenciación para el mercadeo. Con la venta de café de calidad bajo la protección y/o diferenciación del producto, el precio de venta aumentará la rentabilidad y, por tanto, también los ingresos de las familias cafetaleras.