IIBI da pasos para promover la investigación científica de nivel

http://hoy.com.do/image/article/106/460x390/0/76F4B0C4-DAD8-48F9-9639-6806908B3F34.jpeg

El Instituto de Innovación en Biotecnología e Industria (IIBI) adquirió, a un costo millonario, un Cromatógrafo Líquido de Alta Resolución (HPLC-PREP, por sus siglas en inglés), que permitirá que técnicos de esta institución y de la industria farmacéutica realicen investigaciones científicas de alto nivel, sin precedentes en el país, para la extracción de principios activos de plantas medicinales de uso en la medicina popular. 

La directora del IIBI, doctora Bernarda Castillo, y el encargado de biotecnología farmacéutica de esta institución, doctor David Terrero, explicaron que el equipo de última generación servirá para sembrar la semilla para en el futuro desarrollar fármacos a partir de productos naturales dominicanos.

 “Esta nueva instrumentación científica que recientemente ha sido adquirida por el IIBI tiene la particularidad de ser totalmente diferente a las decenas de HPLC que existen en el país y que en más de un 99% prestan servicio a la industria farmacéutica en aplicaciones analíticas para controlar la calidad de los productos”, indicaron.

El equipo es un HPLC-PREP “útil en aplicaciones preparativas para la realización de investigaciones científicas de alto nivel, un cromatógrafo que permite separar cantidades considerables de altísima pureza de los componentes presentes en extractos de plantas”.

Explicaron que con este equipo el IIBI espera “lograr que investigaciones que hasta ahora han estado estancadas y que no han progresado, puedan progresar, que podamos separar sustancias de extractos de plantas que hemos estado trabajando, que podamos establecer, con otros posteriores pasos de la investigación, la identidad química de esas sustancias”.

Significaron que identificadas las propiedades químicas de esas sustancias, entonces se podrá avanzar en lo que es el camino de la biotecnología farmacéutica en el país.

“Este aparato nos va a permitir a nosotros, primeramente, separar una sustancia que está en un extracto, relacionar esa sustancia con una actividad farmacológica; sin embargo, debemos precisar que de ese punto a lograr un fármaco que pueda salir al mercado hay un trayecto todavía un poco largo, porque hay que conocer la toxicidad de la sustancia, es necesario conocer la biodisponibilidad de la sustancia, la genotoxicidad, la farmacocinética y los estudios clínicos”, subrayaron.

Destacaron que este equipo coloca al país y al IIBI “en uno de los pasos importantes de todo ese trayecto investigativo que al final, si los proyectos siguen caminando y sigue habiendo todo el aporte y apoyo que está habiendo, evidentemente que en vuelta de poco tiempo, de pocos años, podríamos decir que estamos en capacidad de producir fármacos”.

Enfatizaron que si este proyecto se trabaja con diligencia, como hasta ahora, “en muy poco tiempo puede obtenerse un fármaco netamente de productos naturales dominicanos”.

Castillo y Terrero manifestaron que el HPLC-PREP adquirido por el IIBI para la Unidad de Biotecnología Farmacéutica de Productos Naturales “es el único en el país”, ya que según afirmaron, “es una instrumentación de uso en investigaciones científicas de alto nivel”.

“Con este aparato -agregaron- el IIBI da un paso de avance en la dotación de infraestructura que dará un importante empuje al estudio de la flora medicinal dominicana”.

Destacaron que el estudio de los recursos naturales y más específicamente la biotecnología farmacéutica de productos naturales durante décadas “ha demostrado ser el área de investigación que permite conocer las propiedades de una variadísima cantidad de sustancias y moléculas con posibles aplicaciones farmacéuticas, que están presentes en la flora de nuestra región y que pueden ser aisladas, estudiadas y aprovechadas con el uso del HPLC-PREP”.

 

¿A quiénes servirá

este equipo?

Según el doctor Terrero, este avanzado HPLC-PREP de última generación, estará al servicio de los investigadores del IIBI y de la industria farmacéutica nacional si ésta se interesa en realizar investigaciones científicas para desarrollar nuevos fármacos en el país.

“Bueno, básicamente a disposición de la industria farmacéutica podría estar si esta se interesara en trabajar, en emprender investigaciones científicas. No muchas industrias farmacéuticas en nuestra nación estarán interesadas en hacer investigaciones científicas sobre todo por lo costosa que es ese tipo de investigación”, expresó.

 

Y agregó:

“Ahora bien, si una industria farmacéutica dominicana estuviera en el interés de hacer un proyecto de investigación, evidentemente que las puertas del IIBI y el uso de este aparato estaría a disposición de la nación, ya que como se sabe, nosotros somos una institución del Estado y el Estado ha de servir a todos los miembros de nuestra nación”.

Terrero manifestó que el HPLC-PREP instalado por el IIBI hace apenas una semana, con un costo superior a los dos millones de pesos, forma parte de la política de dotación de infraestructura importante para las unidades de la institución que pueden tener alto impacto en la investigación científica en la nación.

El equipo

El HPLC-PREP “es un aparato que es tan sofisticado en su forma de funcionamiento que necesita una computadora de alta capacidad para manejar cada una de las funciones de los tres módulos, y extendida hasta cinco módulos que tiene el aparato”. 

“Es un aparato que tiene un modulo-bomba, maneja unos solventes que pasan a través de un modulo detector que establece la presencia, mediante el cromóforo que tiene, de la molécula de la sustancia. Luego pasa a un aparato que es colector de fracciones, un aparato inyector, todo esto manejado a través de una columna separadora que es la que finalmente produce el producto en cantidades cuantitativas”, precisó.

 

Medicamentos

En tanto, el encargado de Biotecnología Farmacéutica del IIBI, doctor David Terrero, explicó que los Cromatógrafos Líquido de Alta Resolución que hay en el país los utiliza la industria farmacéutica para controlar la calidad de sus productos, pero que este HPLC-PREP adquirido por el IIBI “es una instrumentación que solamente se usa en aplicaciones de investigaciones científicas, ya que permite hacer separaciones cuantitativas de los componentes de una mezcla compleja”.

“En el caso particular de nuestra unidad, que es biotecnología farmacéutica de productos naturales, nosotros acostumbramos a trabajar con extractos de plantas; extractos de plantas que tienen muchas sustancias, pero extractos de plantas medicinales a los que la medicina tradicional atribuye usos farmacológicos”, indicó.

Terrero, quien es doctor en Química Orgánica, con especialidad en productos naturales y con un post doctorado en síntesis química en la Universidad de La Laguna, Tenerife, España, precisó que luego que su unidad obtiene el extracto de una planta, que la gente de los campos ha usado, se obtiene un extracto con cientos de sustancias, una de las cuales es la sustancia activa.

“Ahora bien, el trabajo del científico es poder separar exactamente la sustancia que es activa y que tiene la propiedad farmacológica o de curación. Este aparato (el HPLC) nos permitirá a nosotros, con mucha precisión, ir detrás de la sustancia especifica que tiene la actividad y que permitirá, luego de separada, continuar investigaciones posteriores que pueden desencadenar en la presentación de un fármaco con la actividad biológica que se esté trabajando en el momento”.