Impacto deportivo

Dejó sus frutos la queja de Felipe Alou de que no se estaba dando valor a los latinos en los puestos de dirigentes en Grandes Ligas.

El regresó con San Francisco, Tony Peña recibió el chance y brilló con los Reales y ahora está Osvaldo Guillén con los Medias Blancas.

Cuando comentaba sobre los pronósticos establecí que en la división central puede pasar cualquier cosa, ya que es la más débil.

En el caso de Guillén, si logra levantar a los Medias Blancas, optaría por el premio de Manager del Año. Eso ratificaría los hispanos son exitosos.

White Sox tiene ataque con Frank Thomas, Paul Konerko, Magglio Ordónez, Carlos Lee y José Valentín, entre otros y su pitcheo puede aguantar.

Esteban Loaiza, Mark Buehler y Jon Garland y con buen personal de relevo.

Si las cosas salen bien, Guillén podría tener un buen debut como manager.

[b]El premio de Gigantes a Felipe Alou[/b]

Los bonos de Felipe Alou siguen altos. Resulta que su contrato terminaba este año y ya había gente casi botándolo para final de campaña.

La gerencia, para que no haya dudas, le extendió el contrato hasta el 2005. Alou podrá trabajar sin presión ante esos malos vaticinios.

Los Gigantes deberán pasear la división oeste, pero para los playoffs, sí necesitarán buscar otras fichas para competir con más fuerza.

[b]Un debut extraño para Billy Wagner[/b]

Billy Wagner, quien fue una superestrella del relevo con los Astros de Houston firmó con los Filis de Filadelfia en la campaña muerta.

En su primera presentación de los partidos de exhibición le tiró a los Yanquis. Resultado: Kevin Brown (lanzador) le pegó jonrón.

Su salida de Houston permitirá que el dominicano Octavio Dotel asuma el rol de cerrador en el 2004 y mucha gente espera que lo haga bien.

Wagner es una estrella, pero esperamos que ese “palo” no sea un presagio negativo de cómo le irá en la campaña que inicia el cuatro de abril.

[b]Sammy Sosa con menos presión en el 2004[/b]

Cada año el futuro de los Cubs de Chicago estaba en manos de Sammy Sosa. Y se probó que con un sólo pelotero no se puede ganar.

Este año, el punto luminoso de los Cubs no será sólo Sosa, sino el excelente cuerpo monticular con Kerry Wood, Mark Prior, Greg Maddux y Matt Clement.

Eso de alguna manera le quitará presión a Sosa y probablemente lo ayude a producir más. También tendrá gente que lo ayudará con el madero.

Los Cubs adquirieron a Todd Walker, quien dio unos batazos buenos en Boston y a Derek Lee, quien brilló con los Marlins de la Florida.

Cito a Moisés Alou y Aramis Ramírez y concluyo diciendo que este puede ser un gran año para los Cubs. ¿Qué tan bueno? ¡Llegar a la Serie Mundial!