IMPACTO DEPORTIVO
Con los estadios se abusa de los Gobiernos

POR FRANKLIN MIRABAL
Hay la costumbre de que cuando algo anda mal se menciona un par de días y al paso de los meses cometemos los mismos errores. Miren este caso del estadio Quisqueya. Un concierto de reggaeton destroza el terreno. Pero dicen que viene otro espectáculo.

¿Qué tan bueno son esos seguros. Cuál es la realidad con eso de que el play no sufre ningún daño y que todo vuelve a la normalidad?

¿Cuánto cuesta alquilar un estadio? ¿Quién cobra ese dinero y qué se hace con esos recursos? Son algunas cosas que mucha gente desconoce.

Pero el gran problema es el siguiente. El Presidente Leonel Fernández va a San Cristóbal y le piden que repare el estadio Temístocles Metz.

¡De inmediato dice que sí!

Eso yo lo veo bien, ahora qué pasa, dentro de unos meses todo volverá atrás porque no hay una política de mantenimiento de los estadios.

Leonel va a San Pedro, San Francisco, pasa por el Quisqueya y se repite la historia.

Y uno se pregunta: ¿hasta cuándo los Gobiernos podrán ser tan gentiles con la pelota invernal y darle tantos y tantos millones de pesos?

¿Qué está haciendo el Presidente de la Liga, Leonardo Matos Berrido y los dueños de equipos?

Nadie creería que se van de viaje a Francia y cuando regresan en septiembre es que se preocupan por las condiciones de los estadios. ¡Eso sería una burla!

Creo que sería más fácil que desde que termina la pelota invernal se le pague a una gente para que se encargue de los estadios.

Pero es más fácil pedir y pedir. Y los Gobiernos (todos los Gobiernos) dan y dan, y todo para que no se pare el país, si no hay pelota.

Buscamos las colecciones de los periódicos y todos los años es la misma historia. Dinero, dinero y más dinero, sin recibir nada a cambio.

Presidente, ¡apriete la muñeca!

Una cosa es que a Leonel le gusta la pelota, que respete lo que eso significa para los dominicanos, pero no se puede abusar de esa forma.

¡Estaré vigilante!