IMPACTO DEPORTIVO. La vida se pone difícil: Perdí a un segundo padre del periodismo

He tenido varios “Padres” en el periodismo.
Perdí a Mario Alvarez Dúgan. Ahora pierdo a Radhamés Gómez Pepín.
Fue mi Director durante 4 años en El Nacional, y ese tiempo fue de aprendizaje para mí.
¿Qué aprendí de Radhamés?.
Varias cosas:
1- El periodista debe ser dedicado a tiempo completo a su profesión.
2- El periodista debe ser agresivo. 3- El periodista debe tener “olfato periodístico”. Con él aprendí a identificar qué puede ser “Una noticia de impacto.
4- Aprendí a generar interés en todo lo que se hace en el periodismo.
Llegué a El Nacional cuando Radhamés todavía era “Duro y curvero” en cuanto a su forma imponente de ser. Luego “bajó la guardia”. Me gané su afecto, y hasta me convertí en su traductor personal cuando le llegaba algún documento importante. Desde siempre, un periodista enamorado de su profesión, siempre temprano en El Nacional y no había enfermedad que lo tumbara. Con su estilo de periodismo fue muy valioso para su clase y para el país. Me siento muy triste con su muerte, y siempre lo voy a recordar.
Sígeume en Twitter: @Elreydelaradio.