Impacto deportivo: Un gran problema

Un gran problema: Albert Pujols nos acostumbró a lo bueno

En su primera década en las Grandes Ligas, Albert Pujols nos acostumbró a las siguientes cosas.

1- Siempre batear sobre los .300.

¡Ya no lo hace!.

2- Pega 40 jonrones.

¡Ya no lo hace!.

3- Ir directo al Juego de Estrellas.

¡Ya no lo hace!.

4- Competir y ganar el premio de Más Valioso.

¡Ya no lo hace!.

5- Ser el mejor jugador, o al menos estar entre los tres mejores.

¡Ya no lo hace!.

Como pueden ver, Pujols nos acostumbró a comer filete, pero hace rato que ese plató no aparece.

¿Cómo va en la temporada del 2014?.

¡Ahí, ahí!.

Pudo llegar a los 500 jonrones algo que lo puso de nuevo en el mapa.

Sin embargo, su promedio de bateo está en .254, que es malo.

En abril, por ejemplo, Pujols pegó 9 jonrones, pero en mayo cayó a 5.

En abril, remolcó 22 carreras, pero en mayo se desplomó a 9.

Luego de todo esto, los bonos de Pujols se han caído, y a mí me apena bastante. Desde San Luis, seguro que hay ejecutivos contentos porque no le dieron un contrato de más de 200 millones de dólares, que lamentablemente no podrá justificar.

De todas formas, Pujols va en una carrera de más de 600 jonrones, una cifra excelente para posteriormente llegar al Salón de la Fama.

En lo inmediato, el cambio de liga no le favoreció en nada.

Sígueme en Twitter: @Elreydelaradio.