IMPACTO DEPORTIVO
Francisco Liriano debe aprender la lección

FRANKLIN MIRABAL
f.mirabal@hoy.com.do
Caminar hacia la fama y el dinero conlleva muchos sacrificios.
Y quien decide recorrer ese camino, debe convertirse en una persona diferente, en alguien, que no hace lo mismo que los demás.

Francisco Liriano acaba de recibir una lección, que debe asimilar, a menos que desee el fracaso.

Liriano, quien es una de las grandes promesas del pitcheo, acaba de pasar vergüenza antes de conseguir su visa norteamericana para ir a trabajar con su equipo de Grandes Ligas. Es joven y tiene tiempo para aprender. Pero debe hacerlo desde ya.

El éxito conlleva sacrificios.

Tales como:

1- No dedicarse a beber en las calles.

2- No golpear a las mujeres.

3- No andar con gente de conducta cuestionable. 4- No incurrir en nada que afecte la pureza del juego.

5- Exhibir un comportamiento ejemplar ante su profesión y tus compañeros. 6- No ser un apostador. 7- Ser prudente a la hora de “mujerear”. La mayoría de los jugadores, alguna vez han “cojeado” con algunos de estos problemas. En fin, hay que recogerse y fajarse.

Amor a la mala

En pocos días, ya el relevista dominicano José Valverde es uno de los tipos más queridos en Houston.

Y contrario al panorama que dibujó Lance Berkman, pronto él terminará pidiéndole perdón a Valverde.

El dominicano se apareció con una peluca rubia y fue el chiste del día en las prácticas de Houston.

“Lo hice por mis compañeros. Quiero que todo el mundo esté feliz”, dijo Valverde, quien es el nuevo cerrador del conjunto.

La payasada le dio buenos resultados.

Eso fue un chisme

 El dirigente Tony LaRussa dijo que valora la experiencia de Jiménez y desestima el rumor de que pierde el interés por el juego. LaRussa dijo que es posible que un jugador en ocasiones luzca diferente, pero nunca se ha enterado de que eso sea una influencia negativa.

LaRussa dijo que ignorará esos rumores y se concentrará en lo que él pueda hacer para el club.

Y la  pregunta es, ¿Quién le dio ese reporte a LaRussa? Parece que alguien lo calentó.