Impacto Deportivo
Llegó Albert Pujols: ¡Bienvenido a tu país!

http://hoy.com.do/image/article/328/460x390/0/61630A05-5F79-48FB-9B4D-FD3480A889CE.jpeg

POR FRANKLIN MIRABAL
La superestrella de los Cardenales de San Luis, Albert Pujols llegó ayer al país y piensa reunirse hoy con la prensa deportiva. Pujols fue recibido por el Ministro de Deportes, Felipe Payano y entre los dos coordinaron hablar con los reporteros al mediodía en Sedefir.

Payano me puso a Pujols por teléfono y me comentó: “Hola Mirabal, tuve un viaje complicado, espero juntarme con ustedes este miércoles”.

Y agregó: “Estoy feliz de estar de regreso en mi país”.

Pujols contestará preguntas hoy al mediodía sobre su excelente campaña en Grandes Ligas, que a juicio de la mayoría mereció el premio de Más Valioso.

Al mediodía haremos contacto con Pujols en “vivo” para el espacio “Impacto Deportivo” en radio por Rumba FM 98.5 y 99.1 para el Cibao.

Si estás en el extranjero escúchalo por internet en: www.rumbafm.com.do.

Pujols lleno de logros en seis años en GL

Albert Pujols ha tenido los mejores seis años de cualquier jugador en la historia de Grandes Ligas. Los récords son incontables.

Debe resaltarse el “Novato del Año”, “Más Valioso”, “Guante de Oro” y “Campeón Mundial”, lo que significa que casi lo ha ganado todo.

Sume que está bajo firma de un contrato de más de 100 millones de dólares, lo que resume una carrera de éxitos por todos los lados.

Muchos analistas lo califican como el jugador número uno de Grandes Ligas, y en ese grupo me incluyo porque lo puede hacer todo.

En síntesis, Pujols tiene motivos para sonreír y darle gracias a Dios por tantas cosas positivas.

En defensa de la pureza del béisbol RD

Ayer en mi espacio “Impacto Deportivo” en radio expuse durante media hora mi punto de vista sobre los rumores de apuestas en la pelota.

Lo más relevante fue dar mi apoyo total a nuestro béisbol, y mostrar mi creencia de que la pureza del juego está por encima de todo.

Dije que “manzanas podridas” pueden aparecer en el seno de toda la sociedad. Entre médicos, periodistas, ingenieros, políticos y hasta en la iglesia.

Pero nuestra pelota es pura, y ese tipo de rumor debe ser “destrozado” por la Liga de Béisbol y por la gente que ama ese deporte.