Impuesto sobre la renta

Las donaciones

La ley 253-12 establece que toda transmisión de bienes hecha por acto de donación entre vivos está sujeta al pago de un impuesto equivalente al impuesto sobre la renta de las personas jurídicas, que en la actualidad es del 29% de su renta neta imponible. Anteriormente, mediante la ley  # 288-04, se había elevado al 25% de la aplicación  de una tarifa progresiva por clase, prevista en la ley # 2569 artículo # 6, la cual determinaba un gravamen progresivo de conformidad con el parentesco, que la dividía en categorías.

Esta legislación contiene dos impuestos, uno sobre sucesiones y otro sobre donaciones, como su nombre lo indica.

En cuanto a las donaciones, esta legislación especifica muy claramente en su artículo # 17, que se reputan donaciones, hasta prueba en contrario los actos concluidos entre parientes en línea directa. siempre que el beneficiario sea un descendiente, entre cónyuges en los casos permitidos por la ley y entre colaterales del 2do grado.

Dentro de estos actos  se incluyen los  de ventas, y como la propia legislación establece que se reputaran como donaciones éstos hasta prueba en contrario, es fácil determinar que cuando el acto se realiza y el beneficiario tiene recursos suficientes para cubrir el precio de venta del mercado o que mediante un préstamo  en una entidad bancaria se justifique la adquisición de recursos, entonces el acto de venta es completamente válido, con lo que podríamos concluir que se puede efectuar una venta cuando reúna las condiciones expuestas anteriormente.