Impulsores de optogenética premiados por revolucionar el estudio del cerebro

CEREBRO

Madrid. Los impulsores de la optogenética, los neurocientíficos Edward Boyden, Karl Deisseroth y Gero Miesenböck, fueron galardonados con el premio Fronteras del Conocimiento de la Fundación BBVA en la categoría de Biomedicina, dado a conocer hoy, por revolucionar “el estudio del cerebro”.

Una revolución lograda al establecer lazos causales entre la función de circuitos neuronales específicos y comportamientos distintivos y permitir controlar de manera selectiva neuronas individuales sin afectar la actividad de otras, según el jurado.   La optogenética, una técnica que usa la luz para conocer el funcionamiento del cerebro, se emplea en la investigación de funciones como el sueño, el apetito, la toma de decisiones, la percepción del tiempo o la formación de recuerdos, y de los mecanismos de algunas enfermedades, como la epilepsia, el parkinson y la ceguera.

A través de una conferencia telefónica, los galardonados agradecieron el premio -dotado con 400.000 euros (432.000 dólares)- y coincidieron en señalar que el mejor conocimiento sobre los circuitos neuronales permitirá desarrollar “fármacos más específicos que los actuales”.

Para Ed Boyden, catedrático del Instituto Tecnológico de Massachusetts, “la optogenética permite un control exquisito del cerebro” al tratarlo como un circuito, mientras que Karl Deisseroth, catedrático de la Universidad de Stanford, señaló que las conexiones cerebrales ayudan a comprender mejor cómo se desencadena una nueva conducta.   Por su parte, Gero Miesenböck, catedrático de la Universidad de Oxford, recordó cómo se le ocurrió la idea de la optogenética cuando “trataba de visualizar la actividad de las neuronas usando proteínas sensibles a la luz”.