Inadmisible querella contra Félix Bautista

http://hoy.com.do/image/article/148/460x390/0/436EF72F-C5F8-4ADD-A2E0-F6360D7D1441.jpeg

TANIA HIDALGO
t.hidalgo@hoy.com.do
El fiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández Peguero, declaró ayer inadmisible la querella presentada por el Partido Revolucionario Dominicano (PRD) contra  el director de la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado, Félix Bautista, acusado de cometer irregularidades en el manejo del contrato por 130 millones de dólares con la Sun Land.

Al emitir su dictamen, el magistrado determinó que  lo que procede de oficio es investigar los hechos denunciados para objetivamente verificar  si los mismos se identifican a la comisión de algún ilícito penal de acción pública.

 En ese sentido, requirió, como inicio de la investigación, que la Cámara de Cuentas realice las experticias, auditorias o análisis contables respecto a las obligaciones contraídas por el Estado en razón de las obras contratadas, específicamente, en los documentos suscritos con la Sun Land.

El fiscal ofreció la información en rueda de prensa efectuada en su despacho en compañía de los fiscales adjuntos Dante Castillo y José Agustín de la Cruz Santiago, quienes formaban parte de la comisión que tuvo a su cargo el análisis de la querella presentada por el PRD el pasado 12 de enero.

 La instancia fue depositada en la fiscalía por el presidente de la organización política, Ramón Alburquerque y su secretario general, Orlando Jorge Mera.

 En su dictamen, Hernández Peguero indica que el PRD carece de la  titularidad de la acción penal de que se trata, porque entre sus objetivos no está contemplado el propósito principal que persigue en su instancia querella. Señala además que  esa organización política no tiene calidad de víctima, ni de representación para actuar como querellante, ya que su actuación no ha sido legamente promovida.

Las claves

1.  Querella

Félix Bautista está acusado de abuso de confianza, a través del contrato con The Sun Land Corporation.

El PRD alega que se redujo el  número de obras contratadas y autorizadas originalmente,  manteniendo, no obstante, el mismo precio del contrato por un monto de 130 millones de dólares.