Inauguran centro UASD Santiago

POR SANTIAGO GONZÁLEZ
SANTIAGO.-
El presidente Leonel Fernández entregó ayer edificios del centro regional de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) en un acto en que también inauguró un ramal del acueducto para la zona suroeste de la ciudad. Ambas obras costaron RS$700 millones.

Fernández estuvo, además, en una reunión con empresarios en la que el Banco Santo Cruz anunció un fondo especial de financiamiento de  RD$1,000 millones en el inicio del programa de pignoración del arroz.

En la inauguración del recinto Santiago de la UASD participaron profesores, rectores de universidades extranjeras y locales.

La obra fue bendecida por monseñor Agripino Núñez Collado y las palabras de bienvenida fueron pronunciadas por el gobernador José Izquierdo quien agradeció al presidente la entrega de las instalaciones, las cuáles estima contribuirán al desarrollo.

Luego, Félix Bautista, director de la Oficina de Ingeniero Supervisores de Obras del Estado, dijo que el gobierno hará la remodelación del Aula magna de la UASD, construirá una torre para las oficinas administrativas, un nuevo comedor económico, un centro tecnológico de 25,000 metros cuadrados que tendrá una escuela virtual para estudiantes pobres del país.

Bautista dijo que la Ciudad Universitaria de La Barranquita en Santiago fue construida en un área de 370,000 metros, tiene cuatro edificios de aulas, un edificio para laboratorios de química, física, ingeniería, arquitectura, artes gráficas y uno de servicio y uno administrativo.

Indicó que el más moderno de los edificios entregado por el gobierno es una moderna biblioteca que tiene seis aulas para maestrías y pos grados, dos salas de Internet, dos de lectura para 576 estudiantes, sala virtual y multimedia, de conferencia y un software que permitirá a los estudiantes acceder a 1,500 revistas científicas a escala mundial y tiene 35 mil volúmenes y con el paso del tiempo colocarán otros.

La Universidad fue valorada en 560 millones de pesos y de acuerdo a lo dicho por Bautista y el licenciado Roberto Reyna, rector de la UASD es un anhelo que la comunidad cibaeña valora en toda la dimensión debido al interés que según ellos puso el presidente Fernández para que la obra fuera una realidad.

Mientras que Radhames García, rector del centro regional, agregó que durante 19 años trabajaron en diversos lugares prestados o alquilados.

García hizo un reconocimiento especial durante sus palabras al empresario Marcelo Bermúdez, ex gobernador de esta ciudad por el empeño mostrado para que esa obra fuera una realidad y se ubicara en el lugar donde se encuentra ahora.

Luego el presidente de la República dijo que desde el inicio de su administración instruyó para que la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado atendiera como una prioridad la finalización de los trabajos de una obra que fue iniciada durante su primera administración, pero que lamentablemente fue dejada abandonada en el pasado gobierno.

Dijo que la educación ha avanzado con relación a la inserción de los graves problemas nacionales e indicó que la UASD se convirtió luego de la revolución de abril de 1965 en un faro de luz de la conciencia crítica del país y destacó que apoya el proceso revolucionario tecnológico de la universidad porque se adapta a los cambios mundiales.

Dijo que tiene un compromiso personal con la Universidad Autónoma de Santo Domingo, por ser compromisario de una sociedad que busca el desarrollo, mientras hacía uso de la palabra llegó su esposa, la primera dama Margarita Cedeño, quien se excusó por llegar tarde al acto.

El mandatario recibió un pergamino de reconocimiento del Consejo Universitario y agradado recibió el mismo del rector Roberto Reyna y Juan López, secretario general del Consejo Universitario.

Luego del acto formal fue realizada una presentación artística con Eddy Herrera, Maridalia Hernández y otros artistas que fueron acompañados de fuegos artificiales en lo que se denominó la fiesta de la juventud cibaeña.

Previo a ese acto fue inaugurado un moderno acueducto que suplirá de agua potable alrededor de 150 mil habitantes de barrios de la parte Suroeste de esta ciudad.

En esa actividad el ingeniero Hamlet Otañez anunció el proceso de automatización de los servicios de CORAASAN que según dijo están insertadas dentro de los cambios que orienta el presidente Fernández, “quien no confunde el Atari con el Internet”, indicó.

Fue presentado allí un grupo de niños parte del programa de cultura de cuidar el agua potable denominado “guardianes del agua” y luego el presidente accionó por computadora el nuevo sistema de agua potable de la moderna planta de esa empresa.

En los actos encabezados aquí por el presidente Fernández estuvieron Ligia Amada Melo de Cardona, Danilo Medina, Amílcar Romero, Ramón Ventura Camejo, Alejandrina Germán, entre otros.