Incautan motos, dejan ir autos

http://hoy.com.do/image/article/185/460x390/0/AA274913-F279-4EB7-99B7-CC682EB4EA9B.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
Agentes de la Autoridad Metropolitana de Transporte (AMET) incautaron ayer las motocicletas de decenas de conductores que pisaban la raya blanca del peatón, pero dejaban en libertad a los que cometían la misma infracción en carros, yipetas y autobuses.

Repartidores de los periódicos HOY, El Nacional y Listín Diario fueron despojados de sus motores y algunos denunciaron que recibieron amenazas de golpe por parte de los Amet, quienes los obligaron a descontinuar las rutas de distribución de esos diarios de circulación nacional.

En un operativo iniciado a las 3:00 de la tarde en la intersección de las avenidas John F. Kennedy con Tiradentes, los agentes de AMET multaron a los motociclistas que al llegar al semáforo colocaban las gomas encima de las rayas reservadas para que crucen las personas a pie.

También retuvieron las motocicletas por otras violaciones a la Ley de Tránsito, como por no tener placas, sin embargo, las montaban en un camión de AMET sin placa, carente de luces y de indentificación, así como de la ficha que le corresponde en ese organismo.

Los agentes no entraron en discusión con los motoristas, quienes reclamaron una explicación de por qué se les discriminaba. La mayoría portaba sus documentos, cascos de protección, póliza de seguro y documentos de identidad personal, así carnés de las empresas para las que laboran.

De acuerdo a los agentes el teniente Valdez, que comandaba la brigada; sargento Hernández Bautista y el raso Aquino de la Cruz, las incautaciones también eran por tener más de una contravención sin pagar, por falta de luces, de licencia y por los giros que hacían en zonas prohibidas.

“Mire aquí, vengo con mi casco, mi seguro y todas mis cosas. Mis documentos están aquí y mi placa nueva está al día”, decía el empleado de la compañía de repuesto Altantic Auto Par, Orlando Bastista, a los periodistas. El hombre quedó con el pedido de piezas en el suelo.

Por tener el motor en la raya blanca Junior Corcino Martínez, conductor de Importadora J&B, tuvo que dejar su unidad en manos de un AMET, al igual que Olivo López, un empleado del Ayuntamiento del Distrito Nacional que portaba un pico y una pala.

Todos los motoristas tenían identificación de las empresas para las que laboran, como es el caso de Alexander Cordero, a quien le quitaron un motor BM sin solicitarle los documentos. Cordero, distribuidor de Listín Diario, dijo que sin decirle nada, el sargento Hernández Bautista le apagó el motor, le quitó las llaves y en dos ocasiones intentó agredirlo.

Con documentos al día, a los distribuidores de periódicos de este diario Francisco Mambrú y José Manuel Martén, les quitaron los motores por pasar de la raya blanca, por lo que tuvieron que entregar los diarios al supervisor de la empresa.

José Francisco Guzmán, trabaja en la empresa Ron-Bar, dijo que por pasar de la raya blanca le quitaron el motor cuando salía del pica pollo que está en la Tiradentes con Kennedy. Su día fue de “perro” consideró, porque en la mañana los agentes le habían colocado otra multa por doblar en una vía contraria, pero que no tenía señalización.

Una vez los motores eran subidos al camión, no los volvían a bajar. Los agentes de AMET se limitaban a decirle a los motoristas, que debían ir al tribunal de Tránsito que funciona en la sede esa institución, a pagar la multa y presentarse con la matrícula original para que le hagan la carta de devolución de los motores.

Los agentes de AMET no miraban a los conductores que pisaban la raya del peatón en yipetas, carros de lujo y autobuses, pero se llevaban las motocicletas de los que igual hacían.