Incendios habrían dañado 272,000 tareas

POR MANASES SEPULVEDA
Los daños ocasionados por los fuegos forestales que afectaron al país podrían alcanzar las 272,000 tareas en todo el territorio nacional, los que causaron graves daños a la biodiversidad, degradación del potencial productivo de los suelos y disminución de caudales en varios ríos.

según un informe preliminar de la Secretaría de Medio Ambiente entregado al presidente Leonel Fernández, también a corto y mediano plazo se afectará la calidad y disponibilidad del agua para uso en los sistemas de riego y los acueductos en particular, en los próximos períodos de sequía.

Entre las causas posibles de los incendios, el informe cita los intencionales causados probablemente por personas insatisfechas con la actual administración, resentimiento personal y hasta por búsqueda de capital político e intentar hacer parcelas en áreas no destinadas a esos fines como parece ser los casos de Loma Novillero, Los Haitises y en la reserva científica Ebano Verde.

De acuerdo al informe, los lugares más severamente afectados fueron parte de la zona del núcleo del Parque Nacional Los Haitises, Cabo San Rafael, Higüey, Bayaguana y el tramo Villa Altagracia-Bonao.

Entre las recomendaciones contenidas en el informe, a corto plazo se requiere de un aumento salarial del personal de campo y la creación de nuevas plazas para bomberos, guardabosques, técnicos forestales y administradores de áreas protegidas y que el aumento salarial debe sobrepasar el 30% estipulado para este año.

También, pagar el equivalente a un salario extra como dieta, viáticos, compensación o la modalidad que se aplique, al personal que ha estado trabajando en el combate de los incendios forestales.

Asimismo, establecer un sistema permanente de monitoreo y evaluación y un “Plan Nacional de Emergencia para Incendios Forestales” bajo la coordinación del Comité de Mitigación de Desastres de la Secretaría, el equipamiento de brigadas de guardabosques y las casetas de vigilancia y la adquisición de medios de transporte como motocicletas camionetas y camiones.

“El primer y más directo impacto negativo de estos incendios fue el daño causado a estos ecosistemas y a la biodiversidad existentes en ellos”, expresa.

También cita la degradación del potencial productivo de los suelos, la disminución de los caudales de los ríos debido a la pérdida de capacidad de almacenamiento, lo cual afectará a corto y mediano plazo, la calidad y la disponibilidad del agua para uso en los sistemas de riego y los acueductos, en particular en los próximos períodos de sequía.

Expresa que en la Cordillera Central, la evaluación de los daños es preliminar y la extensión de área afectada es estimada entre 176,000 a 272,000 tareas.

“Una cuantificación confiable de la extensión y magnitud de los daños requiere de una evaluación mediante un procedimiento técnico con personal multidisciplinario y la adquisición de imágenes de satélite o fotografías aéreas”, sostiene.

Agrega que este proceso se inicia ahora y permitirá establecer el porcentaje real del bosque destruido, el porcentaje de bosque recuperable y si es posible algún tipo de intervención humana.

Señala la existencia de debilidades institucionales en cuanto a la escasez e inestabilidad del personal, equipamiento deficiente (comunicación, transporte, herramientas, uniformes), salarios magros (RD$2,100 mensuales) y dificultades de abastecimiento, deficiencias que el sector viene arrastrando hace varios años.

Puntualiza que en la actualidad los incendios forestales fueron sofocados y para esto se tuvieron que utilizar de 500 a 600 hombres por día.

“Diversos medios han querido crear la imagen de que los incendios no hubiesen sido apagados sin la ayuda divina (lluvias) y de Venezuela. Nuestra valoración es simple: República Dominicana cuenta con la capacidad técnica suficiente para enfrentar sus incendios, pero la ayuda venezolana, en el caso de la Cordillera Central, constituyó un elemento que agilizó la extinción de los siniestros y la lluvia puso fin a pequeños focos que quedaban y que estaban siendo reducidos por el personal de la Secretaría”, explica.