Inciarte pega dos jonrones; Santana y Severino lucen serpentina de lujo

Ervin Santana, fuente externa
Ervin Santana, fuente externa

Houston, EEUU. El jardinero venezolano Ender Inciarte se lució con su trabajo con el bateo al pegar dos cuadrangulares y poner el sello de poder latinoamericano en la ofensiva de las Grandes Ligas.

En el trabajo sobre el montículo brillaron las serpentinas de los abridores dominicanos Ervin Santana y el novato Luis Severino, de 21 años, que consiguieron sendos triunfos.

El guardabosques venezolano Ender Inciarte pegó dos jonrones y su compatriota David Peralta agregó uno en el triunfo de los Diamondbacks de Arizona por 4-2 sobre los Padres de San Diego.

Inciarte (6) se encargó de dirigir el poder de los Diamondbacks, al conectar dos cuadrangulares y terminar con tres carreras remolcadas.

El venezolano, que viajó cuatro veces a la caja de bateo, pegó en tres ocasiones y anotó dos carreras.   Con sus cuatro impulsadas Inciarte llega a 45 en lo que va de temporada y deja en .304 su promedio con el tolete.

Para Inciarte fue su primer partido con al menos dos vuelacercas, y logró su robo de base número 21.   Peralta (17) hizo contacto en una de cuatro presentaciones ante el lanzador y mandó la pelota a la calle, sin corredores en los senderos, pero llegó a las 77 carreras remolcadas y tiene .307 de promedio de bateo.   La victoria perteneció al relevo venezolano Jhoulys Chacín (2-1) en tres entradas completas.

Chacín, que salió como primer relevo, aceptó tres imparables, dos carreras, dio una base y ponchó a cuatro enemigos y al descender del montículo dejó en 3.38 su promedio de efectividad.

El abridor dominicano Santana trabajó siete episodios y llevó a los Mellizos de Minnesota a un triunfo por 7-1 sobre los Tigres de Detroit.   Santana (7-4) trabajó siete episodios, permitió seis imparables, una carrera, dio dos pasaportes y abanicó a cinco enemigos en ruta a conseguir la victoria.

El dominicano tuvo solamente un relevo y dejó en 4.10 su promedio de efectividad.