Indetur: competencia
desleal al Estado

AMPARO CHANTADA
El ordenamiento territorial de la República Dominicana depende actualmente de dos Secretarías de Estado: La de Economía, Planificación y Desarrollo y la de Medio Ambiente y Recursos Naturales. En la Secretaría de Economía, Planificación y Desarrollo (Ley 496/06, art. 4) se debería ordenar el territorio nacional en función de los atributos naturales de cada región y determinar las áreas a desarrollar, así las partidas  presupuestarias regionales vendrían a potenciar dichos atributos y a paliar las dificultades inherentes a la geografía local y a las áreas sectoriales a desarrollar.

En cuanto a la Secretaría de Medio ambiente (Ley 64/00 art. 30) su tarea es de realizar planes de ordenamiento territorial, regional, tomando en cuenta la problemática ambiental que incluye los impactos de las actividades humanas y las condiciones geo-ecológicas locales y regionales. Esos planes deberían ser consensuados con la Secretaría de Economía y Desarrollo, haciendo co-participes a las Secretarías de desarrollo físico: Obras Públicas, INAPA, INDHRI.

El Estado tiene soberanía sobre su territorio y sus recursos naturales; igual derechos tienen los ayuntamientos con su municipio. En cuanto a los impuestos que recabe una Secretaría que explota un recurso natural, es obvio que ese tributo es de la nación con las autoridades municipales donde se localiza ese recurso. (Bonao, La Vega, Maimón y Cotuí, son ejemplos).

El proyecto que crearía el Instituto Nacional de Desarrollo Turístico (Indetur) viola las condiciones que pone al Estado Dominicano por encima de todos los mecanismos u organismos que administre algún recurso natural de Dominicana. Las funciones que se otorga a INDETUR son de una superestructura que sienta a su lado el Estado, el Congreso y el Senado, para dejarlos sin funciones, ni competencias territoriales.