India amenaza a Twitter con tomar medidas por rumores sobre violencia étnica  

NUEVA DELHI. AFP. India amenazó con tomar medidas en contra de la web de microbloging Twitter a propósito de unos contenidos que considera han disparado las tensiones étnicas en contra de los migrantes del Noreste, informa la prensa hoy.  

Unos comentarios en internet, mensajes de texto y falsos videos estarían detrás de la circulación de rumores que indicarían que los musulmanes atacarían a estudiantes y trabajadores de la región india del Noreste residentes en Bangalore y otras ciudades del Sur.  

Decenas de miles de personas huyeron al Noreste la semana pasada, por miedo a un estallido de violencia. El gobierno ha pedido a Twitter y a otras páginas en internet de redes sociales retirar lo que describió como material “incendiario y dañino”.

También bloqueó algunos contenidos y unos mensajes de texto. “Si Twitter no responde a nuestro pedido, tomaremos las medidas apropiadas”, indicó el responsable del ministerio del Interior R.K. Singh, citado por el diario Times of India.  

“Hemos pedido al ministro de información y tecnología que les envíe una nota”. El periódico añadió que el gobierno le había fijado hoy como fecha límite para responder.  

Representantes de Twitter no estaban disponibles en un primer momento, pero tanto Facebook como Google han indicado esta semana que estaban en contacto con el gobierno y disponían ya de una política de prohibición de los contenidos que incitan a la violencia.  

El ministro de información y tecnología Kapil SIbal expresó ayer su frustración por la demora y la dificultad en obtener respuestas de los grupos sociales de Estados Unidos.  

“Cuando les decimos a estos sitios que investiguen la identidad (de las personas que cuelgan ese material), nos dicen que nos salimos de nuestra jurisdicción, nuestros servidores están fuera y no tenemos obligación de divulgar la identidad”, dijo a los periodistas.  

“Lo cual significa que es una plataforma en la que cualquiera puede hacer cualquier cosa”, añadió.  

Las amenazas en contra de los migrantes estaban relacionadas con semanas de enfrentamientos en el Estado del noreste de Asam entre la comunidad tribal de Bodo y los musulmanes que causaron al menos 80 muertos y cientos de miles de desplazados.

Singh, que representa a Asam en el Parlamento, describió la violencia como una amenaza a la “unidad e integridad” del país.