India no logra apoyo EEUU

http://hoy.com.do/image/article/203/460x390/0/128106CB-AB29-4831-BDA1-9751864D0311.jpeg

WASHINGTON (EFE).- El primer ministro indio, Manmohan Singh, no logró ayer que el presidente de EEUU, George W. Bush, apoyara su aspiración de tener un asiento en el Consejo de Seguridad pero sí una cierta concesión para dialogar sobre energía nuclear.

Al término de una reunión de casi una hora, primero a solas y después acompañados de sus respectivas delegaciones, los dos mandatarios se deshicieron en elogios sobre la fortaleza de la relación entre sus dos países.

“La relación entre nuestros países nunca ha sido más fuerte”, subrayó Bush -que ha querido dar una especial relevancia a la visita-, mientras que Singh destacó las “metas comunes”.

EEUU considera “prioritaria” esta relación con la India, un país del que espera que sirva como contrapeso a China en el terreno comercial y militar.

Para la India, entre los principales asuntos de la reunión se encontraba la energía nuclear civil. Este país crece en torno al 7 por ciento anualmente y su demanda de energía se incrementa a un ritmo paralelo, por lo que aspiraba a la ayuda de EEUU en esa área.

Pero India, una potencia nuclear, no ha querido firmar el Tratado de No Proliferación, lo que ata las manos del gobierno Bush en lo que atañe a la transferencia de tecnología en ese sector.

Finalmente, en su rueda de prensa conjunta Bush anunció que “hemos abierto un diálogo bilateral para encontrar vías de colaboración”.

Singh destacó que “los dos reconocemos que la energía nuclear tiene el mayor papel que desempeñar a la hora de satisfacer las demandas de energía” en un momento de subidas del petróleo.

En India, apuntó el primer ministro, “tenemos una hoja de ruta ambiciosa y viable para ello. Aguardamos con anticipación el firme liderazgo del presidente Bush en este importante asunto”.

Pero el comunicado conjunto de ambos países sobre los resultados de la reunión, en el que debían incluirse los detalles sobre el acuerdo en energía nuclear, se retrasó durante horas, mientras las dos partes se ponían de acuerdo sobre la redacción exacta.

Se espera que la Casa Blanca haga público ese comunicado esta misma tarde.

Singh llegaba también con otro objetivo, el de asegurarse el respaldo de EEUU para un asiento en el Consejo de Seguridad de la ONU.

No logró el “sí” de Bush -que ni siquiera mencionó el asunto durante una rueda de prensa conjunta- pero tampoco se llevó el cortés “no, gracias” que el canciller alemán, Gerhard Schroeder, recibió hace tres semanas cuando planteó la misma cuestión.

Según el subsecretario de Estado para Asuntos Políticos, Nick Burns, “India tiene perfecto derecho a pedir un asiento” y EEUU cree que “instituciones como la ONU tienen que tener en cuenta que la India es una potencia creciente… la ONU tiene que ser más de 2005 que de 1945”.

Pero la posición de EEUU, explicó Burns, es que “no queremos un voto en estos momentos sobre este asunto en particular”, sino que debe aplazarse hasta que no se haya emprendido una reforma más amplia de la ONU en su totalidad.

En su rueda de prensa con Bush, Singh subrayó que “India tiene un argumento de peso para ser miembro permanente del Consejo de Seguridad. Estamos convencidos de que la India puede contribuir de manera significativa a la toma de decisiones y a la capacidad de la ONU”.

Según el primer ministro, “en nuestras conversaciones, el presidente y yo estuvimos totalmente de acuerdo en que la realidad contemporánea debe reflejarse en los órganos centrales y en los procesos de toma de decisiones de la ONU”. Además de estos asuntos, los dos líderes abordaron también la promoción de la democracia en el mundo, la lucha contra el terrorismo y la lucha contra el sida, así como cuestiones regionales y la situación en países como Afganistán, Pakistán o Birmania.

Ambos suscribieron acuerdos de cooperación en áreas como el espacio, la agricultura, la lucha contra el sida, el comercio electrónico, la economía o la promoción de la democracia.

Como señal de la importancia que EEUU concede a la visita, Bush ofrecerá una cena oficial esta noche en honor de su invitado, un homenaje que escasea en esta administración: esta será sólo la quinta cena de ese tipo desde la llegada al poder del presidente, en enero de 2001.