Inflación e inseguridad ciudadana, temas punteros rumbo a elecciones 2024

Inflación e inseguridad ciudadana, temas punteros rumbo a elecciones 2024

Millizen Uribe, editora del Periódico Hoy Digital

Es innegable que el resultado electoral de las elecciones presidenciales y legislativas de 2020 fue el cambio y la lucha contra la corrupción.

El entonces partido de oposición, PRM, anotó un gol cuando asumió el hartazgo que tenía la población al ver la impunidad con que desde el Estado contaban quienes eran señalados por periodistas de investigación, empresas extranjeras o dirigentes de la oposición, como sospechosos de corrupción.

No era un tema de percepción. Participación Ciudadana documentó mediante investigaciones, primero 1983-2003, luego 2000-2013, como de 227 casos de presunta corrupción denunciados, sólo seis tuvieron sentencias definitivas, en cinco los acusados fueron absueltos y sólo en uno hubo condena.

Esto, sumado a las cadenas humanas frente a la OISOE y a la denuncia de soborno, sobrevaluación de obras y financiamiento ilegal de campaña del caso ODEBRECHT, hizo que millones de dominicanos en República Dominicana y en el mundo marcharan, “jartos” de tanta corrupción e impunidad.

Le invitamos a leer: Juan Ariel Jiménez señala los temores de Luis Abinader para “no mirar hacia atrás”

El PRM y Abinader se montaron en esa ola, como lo hizo antes, también con éxito e inteligencia política, Danilo Medina y su equipo del PLD con el 4% para Educación.

En el caso del hoy Gobierno, hasta cumplió la promesa de no colocar en la dirección del Ministerio Público un compañero o compañera de partido, tratando así de garantizar su independencia.

Efectivamente, Abinader acertó, tanto así que ese nuevo Ministerio Público, que en su cabeza es diferente al que investigó Los Súper Tucano y a Odebrecht, es uno de los principales logros que puede exhibir “a boca llena” este Gobierno.

Sin embargo, deben estar contestes es que hoy día, a diferencia de lo que pasó en el 2020, el tema lucha contra la corrupción por sí solo no le daría una victoria al PRM y a Abinader en unas próximas elecciones.

Y es que, cumplida esa demanda ciudadana, en un mundo postpandemia, anexadas las deudas sociales -estructurales que tiene el Estado dominicano con la mayor parte de su ciudadanía y con un mundo todavía agitado, ahora por los efectos de la invasión de Rusia a Ucrania, es obvio que a la agenda entren otros temas.

Le puede interesar: Movimiento NCP respalda postura de Luis Abinader

De ahí que a dos años de la realización de las elecciones presidenciales y legislativas de mayo de 2024, que en esa ocasión serán el 19 de mayo, es interesante hacer un ejercicio de prospectiva para ver los temas que incidirán tanto en la campaña, una vez sea abierta oficialmente, como en las elecciones.

Obviamente que este análisis es una fotografía de este momento, que con la incertidumbre que afecta al mundo y al país, puede variar, pero como va la cosa, un tema duro y curvero es la inflación.

El manejo económico será uno de los tópicos que dominará la agenda. No solo la estabilidad macroeconómica, algo que estuvo por sentado ya en los gobiernos del PLD, sino los indicadores pequeños que impactan la vida de la gente y que ahora, tras el COVID-19, están colocados en primera línea: costo de la comida, recuperación y creación de nuevos empleos, calidad salarial, formalidad e informalidad laboral, etc.

Aquí entra el otro tema que tiene fallas estructurales muy serias y que también salieron a relucir con la pandemia: la Salud y la Seguridad Social. Sin duda alguna, las propuestas políticas para enfrentar los intereses en este tema también serán tema de campaña y vale verse en espejos como los de Chile y Colombia.

Puede leer también: Margarita Cedeño: “Gobierno de Abinader es un cascarón vacío”

Por último, pero no menos importante, vuelve a la agenda el tema de la seguridad ciudadana, uno que en campaña el hoy Gobierno prometió resolver en dos años, pero que ahora, ante una ola de atracos y asaltos muy estructurados, con el amago de una anunciada reforma policial, que no termina de arrancar, opta por una respuesta repetitiva y conservadora: patrullaje mixto.

Y aunque el Gobierno acuse a la oposición de sacar provecho político de estos temas y con la inflación haya que recordarles es mundial, también lo es que, por ejemplo con la delincuencia, “responder” que es un tema de percepción y tirar los guardias a la calle es no sólo hacer más de lo mismo, sino repetir exactamente las recetas del pasado que en su momento tanto criticaron quienes hoy nos gobiernan.

Como verán, el horno está caliente y este fuego no es para galletitas. Queda desear entonces que la oposición siga siendo crítica, aunque responsable y constructiva, que el Gobierno cumpla sus promesas de campaña sin populismo ni demagogia y que la ciudadanía siga pujando porque de sus movimientos siguen dependiendo que, de parte y parte, viejos problemas tengan nuevas soluciones.

Le recomendamos leer: Abel Martínez dice país está sumido en el caos y la incertidumbre

Millizen Uribe

Millizen Uribe

Periodista. Editora del Periódico HOY Digital

Publicaciones Relacionadas