Inflación registra aumento de un 3,3% en Argentina

AME4595. BUENOS AIRES (ARGENTINA), 14/11/2019.- Una mujer realiza la compra de alimentos este jueves 14 de noviembre de 2019, en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos dará a conocer hoy el nivel de la inflación en el ultimo mes. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni
AME4595. BUENOS AIRES (ARGENTINA), 14/11/2019.- Una mujer realiza la compra de alimentos este jueves 14 de noviembre de 2019, en la Ciudad de Buenos Aires (Argentina). El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos dará a conocer hoy el nivel de la inflación en el ultimo mes. EFE/ Juan Ignacio Roncoroni

La inflación subió un 3,3% en Argentina, tras el fuerte salto de septiembre (5,9%), lo que permitió mantener la expectativa oficial de una inflación del 55% en 2019. Esta es la última vez que el Gobierno de Mauricio Macri asiste a la publicación de este dato.
Cuando el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) dé a conocer la medición de noviembre, a mediados del próximo mes, el presidente será ya el peronista Alberto Fernández. Y tendrá ante sí un panorama complicadísimo.
Según una publicación del diario español El País, El alivio de octubre podría durar poco.
Los precios se contuvieron el pasado mes debido a varias medidas de emergencia, como la supresión del IVA en los productos alimenticios básicos y la congelación del precio de los combustibles.
Fueron mecanismos de control temporales adoptados por Mauricio Macri para asegurarse un fin de mandato sin grandes turbulencias. Pero la supresión del IVA expira en diciembre. Y los combustibles ya han vuelto a subir: 5% esta semana, a lo que, según los grandes distribuidores, debería sumarse otro 10% de alza en dos tramos antes de fin de año.

“La inflación será una de las grandes preocupaciones de Fernández en cuanto se instale en el despacho de la Casa Rosada. No será, sin embargo, ni la más grave ni la más urgente. Esa condición corresponderá a los pagos de deuda”, agrega la publicación.
El Banco Central ha intentado durante los últimos días engrosar un poco sus reservas comprando algo más de mil millones de dólares, y se estima que en diciembre dispondrá en total de unos 14.000 millones, suficiente como para afrontar unos vencimientos previstos de 5.000 millones.