Influencia EU impide ONU condene a Israel

http://hoy.com.do/image/article/107/460x390/0/3B1C3CB2-074F-445F-91E5-C80B8D54F2C1.jpeg

NUEVA YORK (AFP) – El Consejo de Seguridad de la ONU adoptó un comunicado este domingo expresando su “conmoción” por el bombardeo israelí en Cana, después de que la oposición de Washington impidiese “condenar” los hechos en los “términos más enérgicos”, tal y como había reclamado Kofi Annan.

En el texto, adoptado en forma de declaración presidencial, y no de resolución, los quince miembros de la instancia expresan “su extrema conmoción y aflicción” por el ataque “que causó la muerte de decenas de civiles, niños en su mayoría, e hirió a otros muchos”.

Asimismo, los miembros del Consejo envían “su más profundo pésame a las familias de las víctimas y al pueblo libanés”.

El texto “deplora enérgicamente la pérdida de vidas inocentes y la muerte de civiles en el presente conflicto y pide al secretario general que informe en una semana de las circunstancias del trágico incidente”.

Finalmente, el Consejo “pide el fin de la violencia y subraya la urgencia de garantizar un alto el fuego duradero y permanente”.

El texto dista en fondo y forma de la demanda efectuada por el secretario general, Kofi Annan, que había instado a “condenar esta acción en los términos más enérgicos”.

Además, Annan lamentó que sus previos “llamamientos a un inmediato cese de las hostilidades no fueran atendidos”.

“Se necesita actuar, antes de que muchos más niños, mujeres y hombres se conviertan en víctimas de un conflicto sobre el que no tienen ningún control”, concluyó.

Varias fuentes diplomáticas aseguraron que Washington objetó cualquier condena a Israel o del bombardeo a civiles en sí mismo.

 Las bombas israelíes mataron este domingo al menos a 52 civiles libaneses, en su mayor parte mujeres y niños, en Cana, sur de Líbano, drama que provocó la indignación internacional y condujo al Estado hebreo a suspender 48 horas sus ataques aéreos.

La suspensión fue anunciada en Jerusalén por un portavoz del Departamento de Estado norteamericano después de una reunión, la noche del domingo, entre la secretaria de Estado Condoleezza Rice y altos responsables israelíes.

El Estado israelí se reserva el derecho de actuar contra objetivos que estén preparando ataques contra Israel, precisó el portavoz, mientras en Nueva York el Consejo de Seguridad de la ONU deploraba enérgicamente la pérdida de “vidas inocentes” en el bombardeo israelí.

Israel también anunció un periodo de 24 horas de “paso seguro” para dejar que los civiles que lo deseen puedan abandonar el sector.  La tragedia, en la que murieron al menos 54 civiles, 30 de ellos niños, provocó la indignación y la condena de buena parte de la comunidad internacional.   El embajador estadounidense, John Bolton, dijo que eran contrarios a “un lenguaje de conclusiones” y que estaban “muy satisfechos con la adopción” del presente texto.

Bolton calificó de “signo de buena fe” el anuncio de Israel de que suspende sus operaciones aéreas para investigar la masacre y dijo que fue de ayuda para que el Consejo llegase a un acuerdo.

“El Consejo deplora la pérdida de vidas y eso era lo importante”, sentenció.

El embajador francés, Jean Marc de La Sabliere, afirmó que se trata de “un texto de compromiso” y admitió que hubiera preferido un “lenguaje más enérgico”.

“Al menos el Consejo se ha involucrado y ha demostrado su determinación a trabajar en una resolución (…) Lo que era importante para nosotros es que el Consejo se pusiera de acuerdo en un texto”, afirmó el representante de París.

El representante libanés, Nouhad Mahmoud, lamentó que la reacción del Consejo no fuera más enérgica, pero valoró positivamente que la instancia se haya “comprometido a acciones ulteriores”.

“Esperemos que durante esta semana podamos lograr algo más sustancial”, agregó.

Antes de la adopción del texto, el embajador israelí, Dan Gillerman, dijo que se trataba de “un domingo horrible, triste y sangriento”.

“Esa gente (de Cana) ha muerto quizás por el fuego israelí, pero son víctimas de Hezbolá, son víctimas del terrorismo. Si no hubiera Hezbolá, esto nunca hubiera ocurrido”, expresó.

Para la semana entrante, los miembros del Consejo tienen un proyecto de resolución de París que detalla las medidas a tomar para un cese del fuego permanente.

Estas incluyen el despliegue de una fuerza internacional, con la condición de que la aprueben los gobiernos israelí y libanés, y exista un acuerdo de principio entre ellos sobre los principales elementos de un plan global para solucionar el conflicto.