Informe advierte de que se acaba el tiempo para revertir crisis en Venezuela

PRIMERO DE MAYO

Bogotá. Las partes enfrentadas en Venezuela tienen todavía la oportunidad de revertir la crisis, pero no hay tiempo que perder, pues hallar una solución es una tarea cada vez “más urgente y compleja” y va a requerir el concurso de la comunidad internacional, advirtió hoy International Crisis Group (ICG).

Venezuela “necesita urgentemente aceptar su pasado reciente, alcanzar un consenso sobre cómo afrontar el futuro y reafirmar su compromiso con la paz y la democracia.

Ni en el Gobierno ni la oposición podrán resolver esta crisis solos”, afirma la organización no gubernamental en un informe sobre el país caribeño publicado hoy.

En este amplio estudio, que repasa y analiza los orígenes, los detonantes y los protagonistas de la crisis y se hacen propuestas para conjurarla, ICG apunta que la situación está en un “punto de quiebre” y si se rompe definitivamente, tendrá consecuencias “graves” para la región, especialmente para Colombia y Cuba.

Según ICG, “ninguno de los actores implicados tiene en la actualidad el pleno control de la situación” en las calles, donde las protestas antigubernamentales se han venido sucediendo desde el 12 de febrero y ha habido hechos de violencia que ha causado más de 40 muertos y “numerosas violaciones de los derechos humanos”.

Como primera propuesta y “con el fin de impedir una deterioro socio-económico aun mayor”, las partes deben abocarse a un diálogo “creíble” basado en la Constitución de 1999 y centrado en la “recuperación del imperio de la ley y la separación de poderes”.