Informe de la OMS vincula la miopía con el sedentarismo

El primer informe de la Organización Mundial de la Salud (OMS) sobre la visión en el mundo advirtió ayer que el excesivo tiempo que los niños pasan dentro de casa está ligado al aumento de problemas como la miopía, pero no establece un vínculo directo entre ello y el uso de móviles y otras pantallas.
El documento, presentado en Ginebra por la doctora española Alarcos Cieza, coordinadora de la OMS para la prevención de la ceguera y la sordera, revela que 2,200 millones de personas sufren diversos problemas oculares en el planeta, de los cuales 1,000 millones de casos podían haberse prevenido. El envejecimiento de la población en muchos países y el acceso inadecuado a cuidados oftalmológicos (especialmente en países de ingresos bajos) explican en parte esas elevadas cifras, pero también han influido los cambios de estilos de vida, en particular el sedentarismo de los jóvenes.