Informe dice naciones petroleras son las más corruptas

POR ALAN BEATTIE EN LONDRES
La corrupción se mantiene rampante en los países en desarrollo, y en particular, las naciones productoras de petróleo siguen plagadas por el soborno y el secreto, de acuerdo con el estudio anual de la organización Transparencia Internacional.

Hubo pocas sorpresas, o grandes cambios en el indicador anual de la organización de años anteriores, que mide la percepción de empresarios y analistas de la corrupción entre los funcionarios públicos en 146 países.

Aunque las comparaciones de un año a otro son difíciles por los cambios en las medidas del índice, los países del norte de Europa continuaron con los mejores registros por falta de corrupción, mientras Finlandia mantuvo el primer lugar y Dinamarca, Islandia, Suecia y Noruega también entre los 10 primeros. Los países del fondo de la clasificación, Nigeria, Bangladesh y Haití, también han tenido muy malos registros en el pasado.

Más de dos terceras partes de la muestra registraron menos de cinco de un récord limpio de 10, con 60 países con registros inferiores a tres, lo cual indica una enorme corrupción en la vida pública.

La organización destacó que los países en desarrollo productores de petróleo, incluyendo Angola, Azerbaiyán, Irán, Irak Rusia y Venezuela tiene todos calificaciones muy bajas. Irak ocupa un compartido lugar 129, de 146, con solo 2.1 puntos de 10.

“En estos países, la contratación pública en el sector petrolero está cundida de ingresos que desaparecen en los bolsillos de ejecutivos occidentales, intermediarios y funcionarios locales”, dijo Peter Eigen, presidente de Transparencia Internacional.

Añadió que las demandas de TI y otras organizaciones de que las compañías petroleras “publiquen lo que pagan” en tarifas, derechos y otros pagos a los gobiernos y compañías estatales son esenciales para evitar que los ingresos se dilapiden en sobornos y gratificaciones.

La reconstrucción de la economía de Irak resultará un terreno de prueba crítico para la capacidad de los países en desarrollo de utilizar los ingresos sabiamente, en lugar de sucumbir a la “vía del recurso”, un fenómeno en que el descubrimiento de los yacimientos de petróleo u otros minerales en realidad empobrecen al país al distorsionar su economía y estimular la corrupción.

 “El futuro de Irak depende de la transparencia en el sector petrolero”, dijo el señor Eigen. “Sin medidas anti-soborno estrictas, la reconstrucción de Irak se vería en ruinas por la desviación dañina de recursos hacia elites corruptas”.

TRADUCCION: IVAN PEREZ CARRION