INFORME
Luces de esperanza para la prensa: ofertas digitales ofrecen nuevos ingresos

WASHINGTON. AFP.  Luces de esperanza iluminan a la prensa escrita en Estados Unidos después de varios años difíciles, en especial por la existencia de nuevas fuentes de ingresos en internet, según un estudio publicado hoy.

“Por primera vez desde la profunda recesión que comenzó en 2007, los periódicos tienen razones para tener un mínimo de optimismo”, consideran los autores del estudio anual sobre el estado de los medios de comunicación realizado por el privado centro de investigación Pew Research Center.

Los medios comenzaron a experimentar “con una serie de nuevas fuentes de ingresos y cambios importantes en su organización”, sostiene el estudio. Incluso si ciertas prácticas, como la utilización de medios sociales -redes y blogs, entre otros- para difundir la publicidad, son demasiado nuevas para medir su impacto exacto, los investigadores identifican una tendencia a la estabilización de los ingresos.

Las ofertas digitales permiten nuevas fuentes de ingresos y reducen la dependencia de los periódicos de la publicidad.

El informe revela que 450 de los 1.380 periódicos estadounidenses optaron por ofrecer servicios pagos en internet, y que éstos “parecen funcionar, no solamente en The New York Times (NYT), sino también en periódicos de talla pequeña o mediana”.

El NYT, que ofrece suscripciones digitales pagas desde 2011, obtuvo el año pasado por primera vez más dinero por las suscripciones y las compras de ejemplares que por los ingresos por publicidad. Una modesta mejora del clima económico también permite, al menos en ciertas regiones, una recuperación de la publicidad de automóviles y de pequeños anuncios.

Los precios de las acciones de los grupos de prensa se recuperaron el año pasado y los periódicos puestos en venta encontraron compradores. Entre los inversores destacados figura Warren Buffett, cuyo holding, Berkshire Hathaway, adquirió 28 diarios en 15 meses por un valor total de 344 millones de dólares, según sostuvo en su reciente informe anual a los accionistas.

El informe reconoce, sin embargo, que los aspectos positivos continúan siendo “promesas por el momento”.

Periódicos con menos medios para “revelar historias”. Los ingresos por publicidad en las versiones digitales de los periódicos representan el 15% de los ingresos totales por publicidad, pero su crecimiento ha sido anémico en los últimos años e insuficiente para compensar la caída de ingresos por publicidad en las versiones impresas, que bajaron en 2012 por sexto año consecutivo.

La debilidad es particularmente notoria para las campañas impresas a nivel nacional, lo que permite suponer que los grandes grupos se vuelcan hacia otras plataformas.

“Si bien la mayoría de periódicos obtiene beneficios a nivel operativo, muchos siguen luchando con las deudas y kas obligaciones en términos de pensiones adquiridas en épocas más prósperas”, continúan los investigadores. “Símbolo”, según ellos, del declive del sector, los periódicos abandonan “los grandes inmuebles que les sirvieron de sede en los centros de las ciudades por oficinas más pequeñas y menos caras”.

Para disminuir costos, los periódicos continúan reduciendo sus equipos, lo que los deja cortos de personal y los priva de medios para “revelar historias, ahondar en las que emergen o cuestionar la información que se les brinda”.

Esto “puede debilitar tanto la capacidad de la industria para producir periodismo de investigación como la credibilidad del público”, advierte el estudio.

Según un sondeo de Pew, el 31% de los estadounidenses dice haber renunciado a leer un periódico porque no les brindaba más la información a la que estaban habituados.

Otro motivo de preocupación es que los grupos de prensa son “cada vez más dependientes” de Google y de otras pocas empresas del sector de la tecnología para llegar a su audiencia online y son “vulnerables a los cambios” introducidos por estas compañías.