Ingeniero Teodoro Tejada aboga por mantenimiento puentes

E5

El mantenimiento de los puentes constituye un factor de prevención ante los efectos del cambio climático en el país, afirmó el ingeniero Teodoro Tejada, expresidente del Colegio Dominicano de Ingenieros, Arquitectos y Agrimensores (Codia).
Consideró que las lluvias de las últimas semanas dejaron al desnudo que el Gobierno no tiene un plan de mantenimiento en ninguna de las áreas del sector construcción y mucho menos en los puentes.
Recordó que el ministro de Obras Públicas y Comunicaciones, Gonzalo Castillo, informó que unos 130 puentes fueron afectados en 14 provincias por las crecidas de los ríos.
Indicó que el territorio dominicano es cada más vulnerable al cambio climático y, por tanto, existirá aumento de probabilidades de que sea más afectado por las precipitaciones.
Consideró que los puentes hay que mantenerlos en condiciones ideales y evitar deterioro progresivo, ya que cualquier tipo de falla interrumpe la circulación a través de ellos.
Dijo que las crecidas de los ríos afecta más la losa de aproche, la cual conforman el elemento de transición entre el terraplén y el puente.
“El principal objetivo del aproche es evitar el cambio brusco entre el material deformable y la estructura rígida. Comúnmente cuando no existe la losa de aproche, se producen depresiones, tanto a la entrada como a la salida del puente”, dijo el expresidente del Codia.
Expresó que hay que evitar las filtraciones de agua en esta zona, para impedir que el relleno falle, “debido a la deficiencia de la compactación del terraplén en la zona contigua al puente, ya que el compactador no debe acercarse hasta el mismo borde del relleno en relación con la estructura”.
Tejada propuso que los ministerios de Obras Públicas y Comunicaciones y de Medio Ambiente y Recursos Naturales y el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INDRHI) coordinen acciones de políticas públicas para hacer un plan nacional de mantenimiento en ríos, arroyos, canales de riego y cañadas.
Agregó que deben de realizar dragados, canalización, extracción de sedimentos y encauzamientos de los ríos, limpieza de materiales y desechos en los canales y cañadas, para evitar que se sigan perdiendo vidas humanas y recursos económicos cada vez que afecta al país a un fenómeno natural.
Recordó que el decreto 530-09, del 24 de julio de 2009, declaraba de emergencia nacional la canalización, adecuación y remoción de sedimentos en los distritos de riego.
Agregó que el decreto 582-09 sustituyó el decreto 530-09 y declaraba de interés nacional la remoción de sedimentos en las cuencas fluviales de los principales ríos del país, a fin de corregir, de manera sostenible, problemas de sedimentación en los cauces y en los embalses de las presas y así reducir el riesgo de inundaciones que pongan en peligro vidas y propiedades en aquellos momentos en que los disturbios tropicales, las vaguadas, las tormentas o los huracanes generen intensas precipitaciones.