Ingenieros Codia están desesperados por deudas

HOY_009720949

La desesperación se ha apoderado de un grupo de ingenieros y arquitectos, quienes protestaron ayer frente al Palacio Nacional, en reclamo de que el Estado les pague la deuda millonaria que tiene con ellos.
Según explicaron, el Estado les adeuda millones de pesos por concepto de obras públicas construidas hace ya varios años.
Nelson Núñez es uno de los más perjudicados. Dijo que le adeudan 12 millones de pesos, por haber edificado un camino de 5 kilómetros en Villa Altagracia y un puente en Canca la Reyna, Moca, en 2012.
“Yo trabajé y cumplí. Ahora le toca al presidente pagarme. Yo estoy quebrado, me tienen en una desesperación total. He perdido mi familia, mi apartamento y mis vehículos”, aseguró, mientras movía la cabeza con inquietud.
Núñez estima que el Gobierno prefiere pagarle millones de dólares a Odebrecht, mientras no les paga la deuda.
Según él, hay 302 ingenieros y arquitectos a quienes se les adeuda 3 mil 500 millones de pesos por obras construidas desde 1996 a la fecha.
Asegura que muchos de ellos no se atreven a protestar por temor a ser ignorados en las licitaciones. Asimismo apunta que son 16 las instituciones deudoras. Algunas de ellas son: los ministerios de Educación, Agricultura y Obras Públicas, la Oficina de Ingenieros Supervisores de Obras del Estado (Oisoe), el Instituto Nacional de Aguas Potables y Alcantarillados (Inapa), la Corporación del Acueducto y Alcantarillado de Santo Domingo (Caasd), el Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (Indrhi), el Instituto Nacional de la Vivienda (Invi), el Instituto de Auxilios y Viviendas (Inavi) y la Comisión Presidencial de Apoyo al Desarrollo Provincial.
Los ingenieros reclamantes, quienes constituyen el Comité Institucional Codiano, resaltaron que continuarán sus protestas hasta que se les pague.
Se recuerda que el arquitecto David Rodríguez se quitó la vida en 2015, luego de contraer deudas y ser objeto de extorsión y chantaje por parte de una “mafia” que operaba a lo interno de la Oisoe.