Inician con éxito presentaciones
de “Folclor a telón abierto”

http://hoy.com.do/image/article/32/460x390/0/A33D62A9-0325-4A1A-8A9E-B2B7130A5676.jpeg

POR JORGE RAMOS
En un esfuerzo para dar a conocer nuestros más apreciados valores culturales y la evolución de nuestra música, el Ballet Folclórico Nacional inició el miércoles el espectáculo “Folclor a telón abierto”, en la Sala Manuel Rueda del edificio de las Escuelas de Bellas Artes.

La producción dirigida por la profesora Josefina Miniño será gratis para el público todos los miércoles a las 7:00 de la noche en lo que resta de año, con la finalidad de que extranjeros y dominicanos puedan disfrutar del montaje que muestra al mundo un resumen de las tradiciones culturales de la República Dominicana.

Entre los invitados especiales a la primera noche del ovacionado espectáculo que se ha presentado en varios países estuvieron en primera fila la actriz italiana Isabella Rosellini y el laureado músico dominicano José Antonio Molina.

JOSEFINA MINIÑO

Comenzó su larga carrera artística con la inauguración de la televisión dominicana en 1952, cuando apenas tenía nueve años de edad. Tuvo el privilegio de haber estudiado  con Martha Grahan,  coreógrafa y primera bailarina de danza moderna del ámbito mundial.

En Nueva York estudió top, jazz, baile español, danza acrobática, afro jazz y ballet clásico en la Academia de Danza June Taylor School.

En diciembre de 1985, doña Josefina pasó a ocupar el cargo de directora del Ballet Folclórico Nacional, institución que de inmediato sometió a un proceso de reestructuración y adiestramiento, para mantener la esencia y la evolución de nuestra música y danza folclórica.

PROGRAMA

“Folclor a telón abierto” inicia con una muestra de nuestros orígenes, que incluye pasajes de danza taína, la presencia española y la danza africana. Continúa con “Estampa de amanecer”, donde el público disfruta de la salve “Marola”, “Palo quemao (de Luis Rivera), “Vamos al conuco” y “Pasa pie”.

En el tercer número aparece la cantante Ileana Reynoso con “Merengue caliente”, para dar paso al zapateo dominicano, un paseo por el sarambo, el guarapo, el callao y el fandango.

El centro del espectáculo es “Mangulina de mi vida”, de Julio Alberto Hernández, también cantada por Ileana. De inmediato pasa a la parte de la evolución del merengue, como ocoeño, liniero, apambichao y pri-pri.

Tras el intermedio llega al escenario el segmento correpondiente a una fusión folclórica para fines de costumbres religiosas, que incluye salves, palos o atabales y la participación del grupo Los Congos del Espíritu Santo de Villa Mella, en un reconocimiento a sus precursores Sixto Minier y Pío Brasobán, glorias del folclor nacional. 

 En medio del colorido del vestuario, los contagiosos movimientos de las bailarinas y los aplausos del público, comienzan los merengues clásicos “San Antonio”, “El negrito del batey”, “La agarradera”, “Soñar”, “El negro feliz” y “Compadre Pedro Juan”, vocalizados con la calidad de Ileana Reynoso y Fausto Guillén.