Inician patrullas en Haití

FORT LIBERTÉ (Haití) (EFE).- Los infantes de Marina españoles destacados en Haití para sumarse a las fuerzas de la ONU comenzaron la madrugada de ayer domingo a patrullar por Fort Liberté (noreste) con las tropas chilenas a las que relevarán próximamente.

   El capitán Alejandro Humanes dijo hoy a EFE que “durante la noche salieron varias patrullas mixtas” a las calles de Fort Liberté, una localidad tranquila fronteriza con la República Dominicana.

   Mientras tanto, siguen llegando desde Cabo Haitiano (norte) convoyes cargados de material procedente del buque “Castilla”, donde llegaron doscientos infantes de Marina el pasado jueves.

   Aunque Cabo Haitiano y Fort Liberté sólo distan 55 kilómetros, los convoyes tardan cinco horas en recorrerlos, ya que las malas condiciones de la carretera obligan a marchar despacio para evitar daños en la carga.

   En las ruinas de un antiguo fuerte de Fort Liberté continúa el montaje del campamento provisional, donde probablemente hoy ya queden funcionando cocinas, baños y duchas para unos ochenta miembros de la fuerza española que ya están en el lugar.

   El grueso del personal se trasladará desde Cabo Haitiano el próximo día 2 y se espera que el 3 todo el material esté en el campamento.

   Dentro de un mes o mes y medio, los infantes de Marina se trasladarán al que será su campamento definitivo en un edificio a medio construir a la orilla del mar que se está acondicionando.

   Unos veinte obreros de la vecina República Dominicana trabajaban hoy en el futuro aparcamiento de los vehículos militares y en lo que serán los dormitorios. También habrá un almacén y viviendas para personal civil.

   “Ese edificio está crudo, pero lo termino rápido”, afirmó el dominicano Rafael Rivera, encargado de las obras, quien aseguró que dentro de 25 días estará finalizada la mayor parte.

   Las tropas españolas, que también establecerán una base de patrullas en Ouanaminthe, localidad fronteriza con la República Dominicana, relevarán dentro de unos días a las chilenas.

   A los españoles se sumará un contingente marroquí que llegará próximamente a Cabo Haitiano y que se integrará en un batallón bajo mando español.

   El comandante Fernando Dodero se reunió ayer, sábado, con representantes del contingente chileno, y también ha tenido contacto con el obispo, el alcalde y otras autoridades de Fort Liberté.

   La presencia de los infantes de Marina españoles, que permanecerán de cuatro a seis meses en el país, despierta la curiosidad de la población, que se acerca hasta el límite del campamento y no se pierde detalle del movimiento de las tropas.