Inician recolección firmas contra Chávez

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/8446A2EC-912A-48E7-8344-C9B120E4C7BC.jpeg

CARACAS . La oposición venezolana comenzará hoy viernes a recoger firmas con el fin de que se convoque un referendo, a principios de 2004, que permita sacar de la Presidencia del país a Hugo Chávez.

De igual forma, recogerá firmas para tratar de activar referendos revocatorios contra 33 diputados oficialistas.

Para activar el referendo, los opositores a Chávez necesitan recoger, entre mañana y el lunes, 2,4 millones de firmas, el 20 por ciento de los 12 millones venezolanos inscritos en el Registro Electoral Permanente (REP).

De no alcanzarse esa cifra, la oposición no dispondrá de otra oportunidad para truncar el mandato de Chávez y deberá esperar a las elecciones de 2006 para intentar regresar al poder, que perdió en los comicios de diciembre de 1998.

Portavoces de la coalición opositora Coordinadora Democrática, que agrupa a los adversarios de Chávez, indicaron inicialmente que recogerían 7 millones de firmas para activar el referendo, luego redujeron la cifra a 5 millones y ahora hablan de 4 millones.

Hace una semana, el oficialismo emprendió una tarea similar para intentar revocar de sus cargos a 38 diputados de la oposición, 17 de ellos “ex chavistas”.

Ese proceso fue calificado de “ejemplar” por instancias internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el Centro Carter de Estados Unidos, dado el civismo y tolerancia que lo caracterizó.

Representantes de esas instituciones, así como del gobierno y de la oposición, han hecho votos para que esa normalidad se extienda a la recogida de firmas que comenzará mañana, aunque existe el temor de que se presenten incidentes violentos.

Chávez ha asegurado que es “casi imposible” que se reúnan las firmas necesarias para activar el referendo en su contra y ha advertido que, debido a ello, hay sectores radicales en la oposición dispuestos a “reventar” el proceso.

El Gobierno ha expresado su temor a que grupos terroristas vinculados a los militares que participaron en el golpe de Estado de abril de 2002, maten a firmantes de la oposición para responsabilizar de ello a Chávez e intentar crear las condiciones para un nuevo levantamiento.

Las prevenciones oficiales también apuntan a los medios privados de comunicación, especialmente a los canales de televisión.

El gobierno duda de que éstos acaten las normas del Consejo Nacional Electoral (CNE) y mantengan el equilibrio informativo que mostraron durante el “firmazo” de la semana pasada.

Chávez les advirtió ayer, miércoles, de que si violan las normas del CNE y rompen los cauces democráticos mediante mensajes desestabilizadores o de corte golpista, serán intervenidos por las fuerzas de seguridad del Estado.

Igualmente, les adelantó que si cambian de estrategia y lanzan emisiones conjuntas, el gobierno responderá también con emisiones nacionales en cadena, de radio y televisión, de conexión obligatoria para todos los medios, las veces que hagan falta.