Inmortal Latino Sammy Sosa al Salón de la Fama del Béisbol Latino

d1

El receptor puertorriqueño Iván Rodríguez, el relevista de origen mexicano Jesse Orosco, el toletero dominicano Sammy Sosa, el lanzador cubano Orlando ‘El Duque’ Hernández, el torpedero venezolano Omar Vizquel, y el también torpedero colombiano Edgar Rentería fueron electos al Salón de la Fama del Béisbol Latino, anunció la institución.

El ceremonial del pabellón de la fama de la pelota latinoamericana se realizará en una fecha aún por determinar en el anfiteatro Altos de Chavón del balneario Casa de Campo en La Romana, en la región este de República Dominicana. Se evalúan fechas en diciembre 2015 y febrero 2016 para hacer el acto.

Rodríguez jugó por 21 temporadas en las mayores, para los Vigilantes de Texas, Marlins de Florida, Tigres de Detroit, Yankees de Nueva York, Astros de Houston y Nacionales de Washington.

Participó en 14 Juegos de Estrellas, fue el Jugador Más Valioso de la Liga Americana en el 1999 y ganó 13 Guantes de Oro y 7 Bates de Plata, siendo considerado uno de los mejores, sino el mejor receptor de todos los tiempos. Fue además el JMV de la Serie de Campeonato de la LN y ganó su única Serie Mundial en el 2003 con los Marlins.

Sosa, nacido en San Pedro de Macorís en la República Dominicana, es el líder de cuadrangulares de todos los tiempos entre los jugadores nacidos fuera de Estados Unidos con 609 bambinazos.
Jugó en 18 temporadas en las mayores con los Vigilantes, Medias Blancas de Chicago, Cachorros de Chicago y Orioles. Es el único jugador en la historia en conectar 60 o más cuadrangulares en una temporada en tres ocasiones.

Y es apenas uno de dos jugadores de la Liga Nacional desde 1900 en llegar a las 160 carreras impulsadas en una temporada, hazaña que logró en 2001. Es un siete veces todos Estrellas, ganó seis Bates de Plata, lideró en par de ocasiones la LN en cuadrangulares y remolcadas, fue el JMV de la Liga Nacional en 1998, se llevó el Premio Hank Aaron de la LN en 1999 y también ganó el premio Roberto Clemente en 1998. Además fue campeón del Festival de Cuadrangulares en 2000.

Orosco, hijo de mexicanos y nacido en California, tiene todavía en su poder el record de Grandes Ligas de apariciones de por vida como lanzador, al trabajar en 1,252 partidos. Es más conocido por haber trabajado con los Mets de Nueva York, con quienes ganó la Serie Mundial en 1986 y también con los Dodgers de Los Angeles en 1988. Lanzaba a la zurda, pero bateaba a la derecha. Se retiró en el 2003 luego de laborar para los Mets, Dodgers, Indios, Cerveceros de Milwaukee, Orioles de Baltimore, Cardenales de San Luis, Padres de San Diego, Yankees y Mellizos de Minnesota. Se retiró a los 46 años, siendo uno de apenas 29 jugadores en aparecer en Grandes Ligas por cuatro décadas.