Insiste es necesario depurar PN

http://hoy.com.do/image/article/283/460x390/0/3F14F646-2341-43B0-918B-16246FDB991D.jpeg

POR LLENNIS JIMÉNEZ
El secretario de Interior y Policía, Franklin Almeyda Rancier, dijo ayer que muchos policías están recurriendo a padrinos para evitar que sean removidos o despedidos. Expresó que sobre la base de padrinos y padrinazgos muchos agentes lograron ascensos, por encima de los que han hecho carrera y están impacientemente esperando.

“Porque si alguien ha tenido padrino por mucho tiempo en este país, son los policías y los guardias,” aseguró.

A apadrinamientos, dijo, se le está dando un corte en la Policía y en las Fuerzas Armadas.

Almeyda Rancier anunció también que se dará un plazo para que los policías que no sean bachilleres concluyan sus estudios y que los que no lo hagan serán despedidos.

Entiende que no será suficiente tener los mejores salarios del mundo, vehículos, armas y ropa, si la Policía sigue siendo la misma, por que no depuran sus miembros y especializan a los seleccionados.

Almeyda Rancier, quien preside el Consejo Superior Policial indicó que se decidió que en los adelante los agentes no serán ascendidos por recomendación de dirigentes políticos, sino que deberán ganarse los rangos.

A partir de ahora, afirmó, los policías tendrán que competir por los ascensos en base a cuatro factores, que serán 20% por el tiempo que tenga en la institución, 20% por la limpieza de su hoja de servicio, 30% por estudios y 30% en un examen.

En el programa Hablan los Líderes que conduce Laureano Guerrero, en la Corporación Estatal de Radio y Televisión (CER-TV), el funcionario dijo que mejorarán los salarios de los policías en la medida en que se involucren en proyectos específicos.

Explicó que los policías de niños, niñas y adolescentes que atiendan a los menores y a las madres en los destacamentos, tienen que devengar mejores sueldos y estar especializados en su función, que los que estén a cargo de la investigación criminal y en la prevención.

Sostuvo que la modernización de la Policía amerita cambiar la mentalidad de sus integrantes y especializarlos en áreas de trabajo donde consideren cuál es su rol.

Declaró que en el proceso de depuración se ha puesto a “escarbar” sobre el historial de los agentes, sin embargo, no encuentra nada en las fichas. Planteó que hay una especie de “cúbreme tú, que yo te cubro a ti”.

Sostuvo que el problema más grande es cambiar la mentalidad que todavía tiene la Policía.

Almeyda Rancier infirmó que la pasada semana dispusieron despedir 118 policías y tienen pendiente más de 290 expedientes. “Queremos que el país sepa que los que son delincuentes a los que estamos sacando de la Policía,” afirmó.

Manifestó que la sociedad civil presencia desde adentro el proceso de depuración, así como el cardenal Nicolás de Jesús López Rodríguez, los medios de comunicación por medio del presidente de la Comisión de Libertad de Prensa de la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), Molina Morillo; Participación Ciudadana, el Consejo Nacional de la Empresa Privada (CONEP), la Fundación Institucionalidad y Justicia (FINJUS), la Confederación de Iglesias Evangélicas.

Indicó que están sacando de la Policía también a quienes no cumplían con su trabajo y son indisciplinados, además de 107 porque estaban en edad de retiro.

Dijo que en la Policía no consiguió datos de los agentes pero, en cambio, la ciudadanía suministra informaciones valiosas. “Entonces, voy sabiendo quién es quién”.

Dijo, asimismo, Almeyda Ranciar que la comisión investigadora del caso de los vehículos robados que usufructuaban agentes policiales, entregó al fiscal del Distrito Nacional, José Manuel Hernández Peguero, el expediente completo, señalándole que los siete oficiales considerados los principales responsables.