Insisten gobierno teme enfrentarse a Hipólito

POR FERNANDO QUIROZ
Y TANIA HIDALGO

Con la decisión del fiscal del Distrito Nacional, de posponer sin fecha la cita que le había cursado al ex presidente Hipólito Mejía, la población tiene la percepción de que el gobierno envía señales de debilidad y de que no tiene el valor de enfrentar al ex mandatario, dijo ayer el abogado Vinicio Castillo Semán.

Mientras que Juan Miguel Castillo Pantaleón, ex juez de instrucción, consideró que el Ministerio Público no puede dar pasos de real lucha contra la corrupción cuando la agenda de la concertación política apunta al entendimiento y sigue existiendo el “reinado de la impunidad”.

Anoche, el fiscal Hernández Peguero declaró a los periodistas que es su responsabilidad “absoluta” haber citado a Mejía y luego posponer la cita.

Castillo Semán, entrevistado por separado, entiende que la percepción de la gente es que el presidente Leonel Fernández y su gobierno intervinieron para revocar la decisión del fiscal, José Manuel Hernández Peguero, quien había citado a Mejía para interrogarlo con relación al extraditado por narcotráfico a Nueva York, Quirino Ernesto Paulino Castillo.

“El ciudadano común puede entender que a Mejía se le está sobreasegurando una impunidad, y que se le está sustrayendo del escrutinio de la justicia en la investigación del caso Quirino”, agregó.

Ve que no hay decisión ni siquiera de interrogar al ex mandatario a cerca de lo que han dicho los jefes militares en su gestión. Mejía, sostuvo Castillo Semán, fue advertido por el ex secretario de las Fuerzas Armadas, José Miguel Soto Jiménez, de que Paulino Castillo era un “capo de la droga” que debía ser separado de las filas del Ejército Nacional.

Confió en que las semanas por venir demostrarán si lo que ha dicho el fiscal del Distrito Nacional se corresponde con la verdad.

Planteó que el hecho de que el fiscal Hernández Peguero anunciara su decisión minutos después de concluir una reunión de tres horas con el presidente Fernández en el Palacio Nacional, todo el mundo cree que eso fue por orden del Ejecutivo.

“Eso le hace un daño terrible a la institucionalidad de este país, al igual que al gobierno”, insistió.

FISCAL ASUME RESPONSABILIDAD

Anoche, el fiscal Hernández Peguero reiteró que es de su “absoluta responsabilidad” la citación y posposición del interrogatorio al ex presidente Mejía, en relación con el caso Quirino.

“Razones poderosas fueron las que me obligaron a posponer la cita al ex mandatario, ya que surgieron nuevos elementos en las investigaciones sobre la red de narcotraficantes con ramificaciones internacionales”, precisó Hernández Peguero anoche, a su salida del Palacio de Justicia de Ciudad Nueva.

El representante del ministerio público en el Distrito Nacional afirmó que no recibió órdenes ni presiones del presidente Leonel Fernández para citar y posponer el interrogatorio al ex mandatario.

Asimismo, Hernández Peguero dijo que está “edificado” en

cuanto al paso Paulino Castillo por las filas del Ejército Nacional. “La Fiscalía ya está edificada sobre el reingreso y ascenso de Paulino Castillo”, enfatizó Hernández Peguero.

“RABO ENTRE LAS PIERNAS”

“Esta es la penosa realidad de instituciones judiciales absolutamente subdesarrolladas”, dijo Castillo Pantaleón.

Observó que la agenda política del país nunca va de la mano con la agenda moral.

“Esos cargos como el de procurador general de la República y procurador fiscal del Distrito, son cargos que terminan triturando la reputación de todo aquel vaya allí y muestre cierto signo de independencia”, manifestó.

Esos funcionarios, indicó, o recogen sus actuaciones para cumplir con el mandato de su jefe político, de quien lo designa que es el presidente de la República, o tienen que enfrentarlo y por lo tanto crear una situación de crisis en la que los políticos siempre comprometen el tema de supuesta gobernabilidad.

“Tienen que ir ahí a desafiar al Ejecutivo y ser cancelados o a cumplir sus instrucciones y salir con el rabo entre las piernas”, expresó.

Resaltó la talla moral del procurador Francisco Domínguez Brito, cabeza del Ministerio Público. “El doctor Francisco Domínguez nos parece todos un hombre muy honesto; el fiscal del Distrito nos parece también un hombre armado de las mejores intenciones…pero la real política tiene una dinámica totalmente distinta de la agenda moral”, señaló.

PRECIO A PAGAR

Advirtió Castillo Pantaleón que el país avanza muy poco con ese precio que hay que pagar para mantener un cierto equilibrio político sobre la base de comprometer principios.

“Lo cierto es que la real lucha contra la corrupción no pasa de ser un mero discurso, no existe lucha contra la corrupción, no hay”.

Recordó que el 27 de febrero pasado la palabra “corrupción” no apareció en el largo discurso del presidente Fernández frente a las cámaras del Congreso, reunida en Asamblea Nacional.

“GANCHO” DE HERNANI

En otro orden, Castillo Semán calificó de correcta la decisión del fiscal Hernández Peguero de no interrogar al senador Hernani Salazar, quien se le presentó de sorpresa en la Fiscalía.

“Hernani Salazar le quiso tirar un gancho al fiscal del Distrito Nacional, como se diría popularmente, al presentarse para que lo interrogara”, precisó Castillo.

Expresó que si el fiscal hubiese “cometido el error” de interrogar a Salazar, “todo lo que se hubiera dicho tuviera viciado”.

Por mandato de la Constitución, recordó, “este senador postizo, porque no fue electo por el pueblo de San Francisco de Macorís”, hubiera tenido la oportunidad de invalidar cualquier tipo de investigación a que lo haya sometido el fiscal. Es al procurador general de la República a quien le corresponde interrogarlo.